Motorclan


ClassicAuto 2016. La moto clásica en auge

Escrito por el 02/03/2016 en Motos

001

Durante el pasado fin de semana del 26 al 28 de febrero, se ha celebrado en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo de Madrid la séptima edición de ClassicAuto (Salón Internacional del Vehículo Clásico), edición en que por primera vez se ha colgado el cartel de “completo” al exponer en sus 20.000 metros cuadrados de superficie más de medio millar de vehículos.002

Tan ocupadas han estado las tres plantas del Pabellón, que han llevado a la organización a sacar al exterior todos los puestos de restauración, lo que ha resultado un auténtico fiasco debido al mal tiempo reinante durante todo el fin de semana y que ha provocado tres desagradables consecuencias:

En primer lugar, en los propios restauradores, que vieron drásticamente reducido su negocio porque la única manera que había de hacerse con un bocadillo o un trozo de pizza era pasar un rato a la intemperie bajo la nieve o la lluvia.

En segundo, la que sufrieron los propios visitantes, a los que no les quedaba más remedio que lidiar con la climatología si querían comer o beber algo.

Y en tercer lugar, la propia imagen del salón, que durante varias horas durante los mediodías veía como una legión de visitantes e incluso expositores, copaban las escaleras de acceso a las diferentes plantas, buscando un sitio en el que poder sentarse a comer el bocado que acababan de comprar en la calle.020

Otro punto a revisar de cara a futuras ediciones son las larguísimas colas que los visitantes tuvieron que padecer en las taquillas para poder adquirir una entrada.

Voluntariamente he querido empezar por lo “malo” del salón porque lo recién narrado es todo lo negativo que cabe achacarle, y no son más que problemas logísticos fácilmente solucionables en futuras ediciones. Había que contarlo porque así ha sucedido, pero no es mi deseo que el lector pueda tener una impresión negativa de este salón, más al contrario, en una edición en la que hemos podido disfrutar de algunas de las más raras joyas del mundo de la automoción y que no se dejan ver con facilidad.005

ClassicAuto es un excelente termómetro para tomarle la temperatura al sector de los vehículos clásicos en España, y aunque los vientos no han soplado favorables en los últimos años, el sector del clásico ha sabido capear bien el temporal. Un estudio realizado por la Federación Internacional del Vehículo Antiguo, entidad en la que está integrada España, revela que más del 60 por ciento de los negocios dedicados al clásico son empresas históricas con más de 10 años de antigüedad.

Empresas en las que los profesionales españoles se encuentran entre los de mayor prestigio técnico de Europa, ofreciendo productos de mucha calidad a precios altamente competitivos.015

En este contexto, los cerca de 300 expositores que han participado en esta edición han expuesto un catálogo de productos que abarca todos los segmentos del mundo del motor clásico: fabricantes, restauradores, vendedores, coleccionistas, accesorios, recambios, publicaciones, complementos, seguros, textil, etc.024

Un año más, la restauración y venta de motocicletas confirma su excelente posicionamiento en ClassicAuto tras el repunte registrado el pasado año, con la incorporación de nuevos expositores especializados en el segmento de las dos ruedas.

Así, pudimos ver producto restaurado de factura nacional como la Ossa 250 Copa y 160 Turismo, Montesa Cota 25A o AJS; las BMW R52 de 1928, R17 de 1936, R51/2 de 1951, R100RS de 1978 o K1 de 1989; las muy históricas piezas Indian Chief 347, Henderson de 1928, y el Cuadriciclo Peugeot de 1900; y las Café Racers “Fighter” Honda CB900 Bol d’Or y una BMW K100 RS, entre otras muchas propuestas.032

Las colecciones privadas también tuvieron su espacio en este Salón, y en este sentido pudimos admirar un buen número de piezas pertenecientes a varios coleccionistas.

Piezas muy exclusivas, como la Bultaco “Montjuïc” de los primeros años setenta, una motocicleta que recorrió diversos salones internacionales mostrando diferentes acabados, pero que nunca llegó al mercado, por los problemas económicos del fabricante. Dicen de ella que es el sueño de muchos aficionados.033

Por segundo año consecutivo se ponía en marcha el Concurso de Restauración de Motocicletas, que en esta ocasión estaba dedicado a las motocicletas de fabricación española anteriores a 1965. El certamen concede premio a la mejor restauración en diferentes categorías, valorando la calidad y dificultad del proceso de restauración.017

También es una tradición en ClassicAuto rendir homenaje a una persona con larga trayectoria profesional vinculada al mundo del motor. Este año, esta distinción recaía en el periodista y editor Enrique Hernández “Luike”, quién a lo largo de 60 años de carrera profesional ha aproximado el mundo del motor en todas sus vertientes al gran público, a través de sus múltiples publicaciones.018

Impulsar la compra-venta de motocicletas y automóviles clásicos entre particulares era el objetivo del espacio Car&Bike Corral, que en esta séptima edición disponía de 55 plazas en las que vimos motos y coches de muy distintas épocas y valor.

No faltaron los concursos entre los visitantes al salón y la relojera Frederique Constant, la correduría Zalba Caldú y la ITV Ángel Nieto organizaban sorteos. La firma suiza de relojes sorteaba una pieza de la colección Horological Smartwatch, que la marca acaba de incorporar al mercado y que está valorado en 900 euros. Por su parte, la correduría de seguros con sede en Zaragoza sorteaba una Vespa de línea viéntate entre todos los visitantes que acudieron a su stand y realizaron una cotización de seguro para vehículo clásico sin compromiso. El tercer regalo a sorteo fue un casco conmemorativo de Ángel Nieto firmado por el mismo.021

Como en años anteriores, la actividad comercial se completaba con el gran mercadillo de piezas, accesorios y complementos que es una de las secciones más activas y dinámicas de todo el Salón, donde decenas de expositores ponen al alcance de los aficionados cientos de productos relacionados no solo con las motos clásicas, sino con todo un mundo vintage que abarca desde la ropa y la equipación, hasta las cámaras de fotos antiguas, carteles, matrículas, maquetas y un largo etc. de objetos de colección.007

Sin duda, la moto clásica está en auge, y su importante presencia en un salón como el ClassicAuto, que en sus orígenes estaba dedicado casi en exclusiva a los vehículos de cuatro ruedas, es un indicador más de la buena salud que este segmento de la moto está viviendo y que esperemos, se termine de transmitir al resto de segmentos del mundo de las dos ruedas.

Los próximos 11 a 13 de marzo tendremos ocasión de comprobarlo durante la celebración del Salón Moto Madrid, que se celebrará en este mismo Pabellón de la Casa de Campo de Madrid.

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.




Más en Motos
XXIII Reunión Riveras del Voltoya. Nada más, y nada menos

  "Como las de antes", "a la antigua usanza", etc. son carteles que hoy en día se cuelgan muchas concentraciones,...

Cerrar