Motorclan


Prueba Fiat Panda 4×4 Climbing 1.3 MultiJet 75CV. ¡Que grande eres, pequeño!

Escrito por el 05/08/2013 en Pruebas 4x4, Pruebas Coches

Fiat Panda 4x4 54

Desde mediados de los 80 en que al popular y ultraespartano Panda se le aplicase una tracción a las cuatro ruedas, la cantidad de batallas, anécdotas e historias que sobre este mini 4×4 se han escrito es interminable. Esta historia del antiguo Panda terminó en mayo del 2003, con más de 4,5 millones de coches vendidos en todo el mundo. Justo en ese año y ese mes empieza la historia de la segunda generación del Panda, que en su versión 4×4, ha sido el coche con tracción integral más vendido en Italia y continúa con la tercera generación que hoy probamos y que Fiat presentó en febrero del pasado año.

De esta tercera generación existen dos modelos y dos motores, en cuanto a los primeros, el Climbing de esta prueba y el Trekking, una versión 4×2 con un sistema de motricidad ampliada denominado “Traction+”. Respecto a los motores hay un gasolina 0.9 85 CV, Turbo, TwinAir, bicilíndrico y el diesel 1.3 Multijet II 16 V de 75 CV que hoy probamos.

Fiat Panda 4x4 47

Más que un SUV

Para mí hay un límite claramente definido de donde termina un SUV, todo camino, crossover o como se quiera llamar a toda la legión de coches modernos con aspecto de todo terreno pero dirigidos de forma muy general a un público que los va a utilizar casi exclusivamente por asfalto, y donde empieza un auténtico Todo Terreno. Este límite lo marca una caja transfer con reductora, y salvo rarísimas excepciones que ahora mismo no sabría decir, esta aparentemente pequeña diferencia, de tener o no tener reductora, es la que va a marcar el abismo de comportamiento en conducción off road entre los coches que la tengan y los que no.

El Panda 4×4 no tiene caja reductora, por lo que en estricto, no cabe calificarle como un auténtico Todo Terreno, sin embargo, y como veremos más adelante, el poseer otra serie de características muy valoradas en un auténtico Todo Terreno, van a conseguir que su comportamiento se acerque más, mucho más, al de estos, que a los habituales SUV y compañía.

Fiat Panda 4x4 40

Su sistema de transmisión consta de dos diferenciales (uno en cada eje) que cuentan con un acoplamiento automático que regula la cantidad de par que se reparte a cada eje. En circunstancias normales se comporta como un tracción delantera, pero cuando el sistema detecta que las ruedas delanteras patinan, comienza a pasar par al eje trasero en una proporción que puede llegar hasta al 100%. A diferencia de las unidades anteriores al 2008 en que este procedimiento se hacía a través de un embrague multidisco viscoso, que evidentemente tenía un cierto retardo, en la actualidad esto se realiza a través de un sistema electrohidráulico con un funcionamiento casi instantáneo.

Además de lo anterior, dispone de control electrónico de estabilidad (ESC) con bloqueo electrónico de diferencial (ELD), que activándolo desde un botón situado delante de la palanca de cambios, se ocupa de frenar las ruedas que pierden agarre para transmitir par a las que están apoyadas y que, sin ser un bloqueo manual 100%, funciona, todo hay que decirlo, bastante bien, siendo en ocasiones la diferencia entre que el coche salga del atolladero o sea incapaz de avanzar.

Fiat Panda 4x4 08

Importantes mejoras

En febrero de 2010, cuando Fiat nos invitó a probar en el circuito 4×4 de Ocaña su segunda generación de Panda 4×4, terminé mi artículo diciendo lo siguiente:

“Yo, tras la prueba, me quede soñando con un Panda Cross con caja de cambios de 6 marchas y una primera extracorta (solo para campo), unos amortiguadores +3 cm. y unos neumáticos All Terrain, ni os podéis imaginar por donde sería capaz de pasar “eso””.

Aunque no al 100%, mis “plegarias” fueron oídas, y esta tercera generación del Panda 4×4 viene equipado con la caja de seis marchas en el caso de la versión gasolina (la que más lo necesitaba al disponer de menos par); la versión diesel que hoy probamos, sin embargo, mantiene la de cinco marchas, aunque hay importantes novedades, por una parte, la primera es más corta que en la anterior versión, por otra, su motor diesel pasa de 69 a 75 CV y, lo que marca una importante diferencia, los 145 Nm a 1.500 rpm, que entregaba la anterior versión, pasan a unos buenos (para su peso), 190 Nm al mismo régimen.

El resultado es que ahora, podemos atacar pendientes pronunciadas con más garantías, escalones o subidas “rotas” más despacio, para evitar golpes y las consiguientes roturas, realizar descensos con más poder de retención del motor… el conjunto primera más corta-más potencia-más par ha obrado un pequeño milagro mejorando en muchos enteros un comportamiento que ya era bueno en la anterior versión.

Fiat Panda 4x4 78

También los nuevos neumáticos, que siguen siendo de Continental y en la misma medida de 175/65-15, pero que pasan a ser los CrossContact de invierno, ofrecen una mayor motricidad, de la misma manera, la altura mínima al suelo se ha visto incrementada, con lo que mejoran sus ya buenos ángulos característicos.

Probándolo sin miramientos

Coincidiendo que estaba probando el coche, se celebraba el “Desafío Panáfrica” en Masía Pelarda (Teruel), por lo que aproveché la ocasión para probar el Panda en las estupendas instalaciones que los hermanos Nadal tienen allí, además de realizar un viaje por todo tipo de carreteras.

Tanto Antonio como David Nadal y Toni, de Sin Limites 4×4, tuvieron la oportunidad de hacerme de pilotos o copilotos mientras sometíamos al Panda 4×4 a “la prueba del algodón”, barro, roderas, subidas, bajadas, rocas, cruces  de puentes extremos… para finalmente, y ante el asombro de unos y otros, poder decir ¡prueba superada!.

No voy a decir ni marcas ni modelos, porque estaría mal, pero la prueba de los cruces de puentes en troncos de madera (ver fotos), que el Panda 4×4 superó por si mismo, algunos SUV de “campanillas” o bien las pasaron negras o sencillamente no pudieron superarla por sus propios medios.

Fiat Panda 4x4 55

Sus buenos ángulos, mejor de lo que parecen gracias a su corta batalla y la posibilidad de poder hacer ahora las cosas más despacio (mayor control y seguridad), le permiten atacar zonas que a simple vista estarían limitadas exclusivamente para auténticos Todo Terreno.

Su poco peso (algo especialmente interesante en conducción off road), le permiten “pelearse” con la arena suelta y profunda de manera que ya quisieran muchos coches míticos sin empanzarse y la idea que te queda es que para poder llevar el coche hasta todos sus límites, son imprescindibles unas buenas protecciones de bajos metálicas, pues de lo contrario te podrás encontrar en situaciones en las que si, o si, terminarías “haciendo daño” al pandita.

Circulando

No es el Panda 4×4 una berlina de lujo que venga a marcar nuevas referencias en cuanto a confort de marcha. Por encima de los 120 Km./h. reglamentarios, la rumorosidad en el interior es elevada; no llega a molestar, pero si es más apreciable que en otros pequeños utilitarios.

Salvo lo anterior, el Panda 4×4 demuestra una versatilidad digna de elogio. Por una parte, su pequeño tamaño le hacen idóneo para circular por ciudad; en carreteras reviradas se muestra ágil hasta el punto de llegar a levantar “patita trasera” (ver fotos), sin descolocarse ni llegar a entrar el control de tracción, mostrando simplemente un natural y predecible comportamiento subvirador; su suspensión, aunque con más recorrido, más firme que en el Panda normal, impide que la inclinación de la carrocería sea mayor que en un turismo.

Fiat Panda 4x4 29

En autopista, su motor le permite mantener sin problemas cruceros de 120… y 130, 140… aunque como ya hemos comentado, el ruido empieza a aumentar de manera clara, así como los consumos, que de ser, solo ligeramente, comedidos en la conducción, podemos mantener por debajo de los 5 litros a los 100 Km.

Equipación

Con Aire acondicionado, Radio CD / MP3, Reposacabezas traseros, Barras de techo, Molduras laterales, Elevalunas eléctricos delanteros, Cierre centralizado con mando de apertura y cierre, Tracción 4×4, ESP, ELD, Neumáticos de invierno, Llantas de aleación de 15″, ABS, Volante regulable, Dirección asistida eléctrica, Barras longitudinales, Airbag de conductor, pasajero y de cortina, Sensor de temperatura externa, Sistema Start&Stop, Cubierta de retrovisor, tiradores y paragolpes en color carrocería, Molduras laterales de protección… el Panda 4×4 no viene en absoluto falto de equipación, ni en lo que a comodidades y vida a bordo se refiere, ni en cuanto a seguridad.

Fiat Panda 4x4 95

Si además, se añaden alguno de los dos paquetes opcionales disponibles, de los que nuestra unidad disponía, el “Pack Flex 5 Plazas”, que incluye cinco plazas (cuatro de serie), y tres reposacabezas traseros, asiento posterior y del pasajero abatibles, ajuste en altura del asiento del conductor o bolsillos detrás de los respaldos delanteros; y el “Pack Tecno”, que incluye navegador TomTom, sistema multimedia “Blue&Me” y mandos en el volante, tendremos un pequeño “todo en uno” que salvo para hacer la mudanza de la casa, nos dará un estupendo servicio incluso allí, donde la mayoría de los coches no pueden llegar.

Conclusión

Como segundo coche para una familia, como primer coche para una pareja que no tenga en los grandes viajes su principal uso, para cualquiera que con cierta frecuencia transite por carreteras mojadas, heladas o simplemente sucias, para aquellos con un mínimo de carácter aventurero y que miran “con ojitos” los caminos de tierra que salen a los lados de las carreteras, e incluso como pequeño “todo terreno” para realizar rutas turísticas por todo tipo de pistas sin tener que disponer de otro coche, el nuevo Panda 4×4 reúne en menos de 3,70 metros de largo un concepto, el de la versatilidad, tan valorado hoy día, que le han de llevar a cosechar un éxito al menos tan grande como el de sus predecesores, cartas no le faltan para conseguirlo.

Fiat Panda 4x4 73

Yo, como pedir es gratis, insisto y terminaré esta prueba pidiendo un Panda diesel con un cambio de 6 marchas, en que la primera sea aún más corta (solo para campo), que la actual y la sexta un poco más larga que la actual quinta. Que las protecciones sean metálicas para mayor seguridad y que se ofrezcan en opción unos neumáticos más camperos… con ese coche, lo mismo hasta rompía mi límite de que para ser un auténtico Todo Terreno hace falta tener reductora, este Panda 4×4 ya es mucho más que un SUV.

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook




Más en Pruebas 4x4, Pruebas Coches
Prueba Ford Tourneo Custom. Auténtico Maximonovolumen

La última creación de Ford viene a ofrecer soluciones a un muy amplio (más de lo que parece), y heterogéneo...

Cerrar