Motorclan


Prueba Mitsubishi Outlander Kaiteki. Una buena opción

Escrito por el 24/06/2013 en Pruebas 4x4

Mitsubishi Outlander Kaitiki 41

Mismas cotas que el modelo anterior, pero mayor capacidad, menos CV pero mejor rendimiento, más ligero y a la vez más seguro… la tercera generación del Mitsubishi Outlander, modelo que en sus dos anteriores generaciones casi ha llegado al millón de unidades vendidas, llega con tal cantidad de cambios, que bien se puede hablar de un modelo completamente nuevo. Tras la presentación el pasado año de la nueva generación del Mitsubishi Outlander, la versión Kaiteki ha sido la última en llegar y viene a completar por arriba y con el máximo equipamiento el popular crossover de la marca japonesa.

Novedades

Las características comunes del nuevo Outlander frente al modelo anterior se resumen en los siguientes puntos:

Más espacioso, con mayor habitabilidad (versiones de 5 y 7 plazas) y maletero, gracias a una nueva distribución del espacio.

Más aerodinámico, con un diseño que permite una mejora del 7%.

Más ligero, a partir de la aplicación de avanzadas técnicas que determinan un importante ahorro de peso.

Más seguro, fruto de la integración de tecnologías de vanguardia activa (entre ellos el nuevo sistema e-Assist) y pasiva en versiones 2WD y 4WD “Multi-Select”.

Más limpio, con un índice de emisiones y eficiencia sobresalientes en su categoría con motor diesel de 2.2 l., 150 CV, con un mínimo de emisiones por debajo de los 130 g/km.

Mitsubishi Outlander Kaitiki 81

La nueva gama Outlander se articula sobre 4 versiones a saber: Outlander CHALLENGE 2WD, Outlander MOTION 4WD, Outlander 6AT MOTION 4WD y Outlander 6AT KAITEKI 4WD, que frente a la versión anterior, la MOTION, tiene el siguiente equipamiento específico:

Techo solar eléctrico con sistema antiatrapamiento

Tapicería de cuero

Asientos delanteros calefactables

Regulación eléctrica del asiento del conductor

Portón del maletero eléctrico (apertura y cierre)

Sistema de navegación MMCS

Tecnología e-Assist: Control de Crucero Activo (ACC), Mitigación de Colisiones Frontales (FCM) y Alerta de Salida de Carril Involuntaria (LDW)

La seguridad en primer plano

Como equipamiento más destacable de la nueva versión Kaiteki hay que citar los elementos que incorpora la tecnología e-Assist, compuesta por:

– Control de Crucero Adaptativo (ACC) con limitador de velocidad:

Basado en un radar de 77 GHz instalado en la parrilla frontal, mide la velocidad y la distancia relativa al vehículo precedente, y mantiene con él un margen de seguridad -distancia de detección máxima de 200 metros-. El ACC ofrece escoger entre tres ajustes para seleccionar el citado alejamiento.

Cuando no hay un vehículo delante, el dispositivo funciona como un control de crucero convencional, manteniendo la velocidad fijada por el conductor. También integra un limitador de velocidad.

Si el vehículo que marcha delante reduce la velocidad, el ACC aminora la del nuevo Outlander. Cuando vuelve a subir de velocidad, el ACC acelera también sin exceder la velocidad anteriormente programada por el conductor.

Cuando el ACC detecta que el vehículo delantero reduce velocidad y se detiene, también para nuestro coche. Una vez detenido, el ACC libera los frenos después de aproximadamente un segundo, devolviendo el control completo del vehículo al conductor.

Mitsubishi Outlander Kaitiki 125

– Mitigación de Colisiones Frontales (FCM):

Utiliza el mismo radar de 77 GHz del ACC y detecta obstáculos en la trayectoria aplicando automáticamente los frenos para evitar una colisión o reducir su severidad.

Si surge la posibilidad de un impacto frontal, el FCM advierte al conductor por medio de una vibración y de un indicador luminoso en el panel de instrumentos. También incrementará la presión sobre el circuito de frenos en caso de parada de emergencia: si el conductor pisa entonces el pedal de freno, la función de frenada asistida se activa antes de lo normal.

Ante riesgo inminente de colisión, el FCM activa una función de frenada automática de dos etapas:

• Primera etapa: baja presión en los frenos (indica al conductor que evite la colisión).

• Segunda etapa: aplica de forma automática una elevada presión en los frenos (mitiga e incluso evita la colisión).

El sistema FCM puede ayudar a evitar una colisión cuando el nuevo Outlander circula a menos de 30 Km./h y el sistema detecta objetos estacionarios. Respecto a vehículos en movimiento, puede ayudar a evitar una colisión cuando la diferencia de velocidad entre el automóvil detectado y el nuevo Outlander es inferior a 30 Km./h. Si la diferencia de velocidad es superior a 30 Km./h, el FCM no puede evitar una colisión, pero sí ayudar a reducir su severidad.

– Alerta de Salida de Carril Involuntaria (LDW):

A partir de una cámara instalada detrás del parabrisas, ayuda al conductor a mantener el vehículo dentro del carril evitando salidas inadvertidas causadas por distracciones, fatiga, etc. El LDW funciona a velocidades por encima de 65 Km./h y en carriles señalizados de anchura superior a 2,60 metros.

Buenos acabados y equipamiento

El interior ofrece unos acabados de muy buena calidad, y así, los asientos de cuero, que ofrecen una buena sujeción lateral, son eléctricos y calefactables, el volante, también de cuero, incorpora en su interior los mandos de sonido, teléfono y controles de velocidad y limitador, además ahora es regulable en profundidad y en altura, lo que facilita mucho la operación de encontrar una postura cómoda.

Mitsubishi Outlander Kaitiki 104

La consola central se encuentra dominada por la pantalla del MMCI (Mitsubishi Multi Communication System), que además del habitual equipo de sonido o GPS, incorpora la cámara de visión trasera con ayuda al aparcamiento, muy útil en estas labores.

El cuadro es sencillo, con dos esferas, para el cuentavueltas la izquierda y el velocímetro la derecha, pero entre las dos se encuentra una pantalla multifunción que nos ofrece multitud de información y alertas, desde la temperatura de agua o nivel de combustible hasta el sistema de tracción que llevamos seleccionado, el control de crucero o el LDW. Como único punto negativo en este sentido, es que el cambio de pantalla se realiza a través de un botón situado a la altura de la rodilla izquierda, junto al botón que desconecta el control de tracción, en lugar del habitual pulsador situado en alguna de las palancas alrededor del volante, y esta acción requiere necesariamente soltar el volante y “buscar” en los alrededores de tu rodilla susodicho botón, que en la posición normal de conducir queda totalmente fuera de la vista.

Las dos filas delanteras, además de la ya citada comodidad de sus asientos, ofrece una amplitud más que suficiente para que cualquier adulto viaje con comodidad. Igual sucede con las plazas de la segunda fila, o para ser exactos, con las dos plazas laterales de la segunda fila, cuyos asientos y respaldo replican las formas de un asiento independiente, por el contrario, la de en medio es más reducida tanto en superficie de asiento como de respaldo, además de que sus formas no son tan agradables como las laterales.

Mitsubishi Outlander Kaitiki 134

En cuanto a las dos plazas de la tercera fila, que se pueden abatir de manera independiente, son mucho mejores que las de la anterior generación, ganando en mullido, anchura y contando con un gran reposacabezas regulable digno de tal nombre, aunque evidentemente y como suele ocurrir con estas plazas que “salen” del suelo del coche, la banqueta está situada bastante abajo, obligando a su ocupante a llevar las rodillas muy flexionadas, especialmente si este mide más de 1,60 mts. resultando muy aptas para niños, personas de poca estatura o para cortos desplazamientos, ya que una persona alta, aun en el caso de que los asientos de la fila intermedia vayan echados hacia delante (son regulables también en inclinación), irá dando con la cabeza en el techo y (exageradamente), con las rodillas en su pecho.

Un 4×4 ecológico

Justo detrás de la palanca de cambios y a la izquierda de la del freno de mano, se encuentra la tecla 4WD, que nos permitirá (y nos informará de ello en la pantalla multifunción), cambiar el modo de tracción. Tres son los programas posibles: 4WD ECO, 4WD AUTO y 4WD LOCK.

Mitsubishi Outlander Kaitiki 110

Con el programa 4WD ECO circularemos siempre en tracción a las ruedas delanteras, aunque en caso de pérdidas de tracción, de manera automática se conectará la tracción 4 para salvaguardar la seguridad. En este modo y al circular siempre con un solo eje motriz, se benefician (al menos en teoría), los consumos, es el modo más apropiado para circular habitualmente por ciudad o por firmes con buen agarre.

En el modo 4WD AUTO, la tracción total está funcionando de manera permanente, si bien y en la mayoría de las ocasiones es el tren delantero el que recibe la mayoría del par aunque, eso sí, puede llegar a pasar al eje trasero si la situación lo requiere hasta el 50% de par. Este es el modo más recomendable cuando viajamos por carreteras mojadas, en situaciones en que nos podamos encontrar placas de hielo o terreno deslizante y, por supuesto, cuando circulamos por pistas de tierra.

Por último, la posición 4WD LOCK reparte el par al 50% entre ambos trenes, por lo que no es una opción válida para circular por firmes con mucho agarre, ya que en las curvas sufrirán más los neumáticos y las transmisiones, pero en cambio, se mostrará mucho más efectivo en caso de superficies con muy bajo nivel de agarre, como nieve, hielo o arena suelta.

Suave, muy suave

El nuevo motor diesel de 150 CV es un cuatro cilindros 2.2 litros derivado del de la anterior generación, al que se le ha quitado la culata con distribución variable, se le ha reducido la potencia (el “viejo” tenía 177 CV), pero a base de mejorar la electrónica se ha conseguido un funcionamiento más suave que en el anterior, unas prestaciones similares y un menor consumo que, a lo largo de nuestra prueba se situó en alrededor de los 6,8 litros a los 100 Km.

Mitsubishi Outlander Kaitiki 102

La nueva caja de cambios automática no es de doble embrague, sino una clásica con convertidor de par. Esto que pudiera parecer un retroceso en cuanto a rendimiento y, desde luego tecnología, en la practica se traduce en que con esta caja, de seis marchas y un modo secuencial “sport” mediante levas en el volante, el funcionamiento es mucho más suave que con la anterior. Evidentemente no es tan rápido como un cambio de doble embrague, pero el paso de una marcha a otra se produce con mucha suavidad, además está programado para que, en el caso en que lo utilicemos en modo manual mediante las levas, las marchas “estiren” hasta superar la zona roja, resultando un comportamiento muy bueno en esas situaciones, como adelantamientos o carreteras de curvas, en las que queremos obtener lo máximo de nuestro motor.

A la hora de reducir, te permite insertar una marcha inferior si el resultado no da que se supere un régimen superior a las 3.200-3.300 rpm, lo que sin ser una maravilla, si es más que suficiente para conseguir la retención apropiada en la bajada de un puerto o hacer una conducción ágil, más allá de la que se supone que se va a realizar con un vehículo con clara vocación  familiar.

Mitsubishi Outlander Kaitiki 14

De lo negro a lo marrón

La suavidad de funcionamiento de la que hablamos en el apartado anterior se refleja en su buen andar en carretera. El nuevo Outlander ha ganado mucho en agilidad, posiblemente debido en parte a la rebaja de peso a la que ha sido sometido, de media 100 Kg. menos que en la generación anterior, y también a sus suspensiones, con un tacto firme pero que a la vez son capaces de amortiguar muy bien las irregularidades del terreno.

Ni atacando hasta el límite de los neumáticos en curvas cerradas los movimientos de la caja son acusados, más teniendo en cuenta que si nos hemos comprado este coche, esperamos de él que tenga un comportamiento digno fuera del asfalto.

Mitsubishi Outlander Kaitiki 59

Fuera de este, en pistas sencillas, el comportamiento sigue siendo igual de bueno, mostrándose muy apto para circular por todo tipo de carreteras sin asfaltar.

Cuando la pista empieza a romperse el comportamiento sigue siendo bueno, a condición de que bajemos el ritmo para evitar que la, firme suspensión que tanto nos gustó en carretera, se vuelva seca y haga rebotar el coche, producto de esta propia firmeza. La discreta distancia al suelo, además, nos aconseja ser cuidadosos cuando las pistas están rotas, para evitar que en algún profundo bache o rodera podamos hacer algún tope y tocar con los bajos en el suelo.

Mitsubishi Outlander Kaitiki 73

Los ángulos característicos son buenos, salvo el ventral, en parte por su poca distancia libre al suelo, en parte por su batalla, permitiéndonos atacar pendientes empinadas, el problema está en cuando alcanzamos la cresta de la cuesta, situación en que es muy probable que el coche toque con la panza en el suelo.

En los cruce de puentes y a pesar del control de tracción y de estabilidad, no es capaz de pasar par a las ruedas apoyadas, por lo que este tipo de situaciones habrá que superarlas con mucha habilidad, todo lo despacio que se pueda, para evitar romper nada, pero con un mínimo de inercia, para superar el momento en que dos ruedas se quedan en el aire.

Mitsubishi Outlander Kaitiki 80

Una buena opción

Consumo de combustible contenido en un 4×4, posibilidad de transportar hasta 7 personas, un equipamiento de un muy alto nivel y un agradable comportamiento por carreteras no asfaltadas y pistas, nos ofrecen el retrato de un coche que resulta muy apto para todo aquel que necesite algo más que un coche de carretera, algo más que las comunes 5 plazas y/o algo más que el básico equipamiento de algunas versiones de SUV y Monovolúmenes.

Evidentemente, por este nivel de equipamiento y versatilidad habrá que pagar un precio, que desde luego no es barato, pero que a cambio, nos puede ofrecer un coche moderno y apto para realizar muchas más funciones de las que puede ofrecer un simple turismo.

Si sois muchos de familia, o necesitas transportar bastante equipaje con asiduidad, si esto además, lo has de hacer fuera de carreteras convencionales… el Outlander Kaiteki puede resultar una muy buena opción.

En el siguiente vídeo lo podeis ver en acción:

 

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook




Más en Pruebas 4x4
Prueba Volskwagen Caddy 2.0 Tdi 110 CV 4motion Trendline. El Caddy más capaz

Después de que la nueva generación de la Renault Kangoo desechase por el momento una opción 4x4 que sí se...

Cerrar