Motorclan


España off road en Isuzu D-Max: Por la provincia de Castellón. La Sierra del Maestrazgo

Escrito por el 19/01/2018 en Rutas y viajes

Ruta Isuzu D-Max Castellon

En esta ocasión recorreríamos la provincia de Castellón, si bien como se ve al fondo de la nueva Isuzu D-Max, comenzaríamos en Puertomingalvo, en la provincia de Terual

La Comarca del Maestrazgo está situada en el sector oriental de la provincia de Teruel y norte de la provincia de Castellón. Su baja densidad de población contrasta con la pujanza económica que tuvo la comarca en tiempos de los Templarios.

En el agreste paisaje de estas tierras encontramos un gran patrimonio natural, donde barrancos, pequeños ríos, ramblas, bosques de encinas, robles y pinos, alternan con los campos de cereales, almendros, olivos, vides y avellanos.

La Sierra del Maestrazgo debe su nombre al término “maestre”, autoridad máxima en las órdenes militares del Temple, San Juan y Montesa, quienes administraron durante siglos esta comarca.

Ruta Isuzu D-Max Castellon

Un agreste paisaje rodeado de un gran patrimonio natural nos acompañaría durante toda la jornada

Es una sierra montañosa que, por lo abrupto de su geografía y su clima riguroso, nunca estuvo muy poblada en época del Cid. Sin embargo, su situación geográfica, entre los reinos islámicos de Lérida y de Zaragoza y el condado de Barcelona, propició que algunos pasos fueran estratégicamente decisivos y se erigieran fortines y castillos en enclaves de importancia.

El Cid está muy vinculado al Maestrazgo, ya que sabemos que estuvo en la zona de Morella en varias ocasiones, en defensa de los intereses de la taifa de Zaragoza y con posterioridad del suyo propio, pero no sabemos con seguridad cuáles fueron sus itinerarios ni en que localidades estuvo, aunque presumiblemente pudo estar en Culla, que era una importante punta de lanza del incipiente Reino de Aragón, un puesto militar en mitad de la nada, y también (da cuenta de ello el historiador Escolano sin aportar documentación), en Montanejos y Puebla de Arenoso, siguiendo el curso del río Mijares, a cuyos castillos sometió al pago de tributos.

Ruta Isuzu D-Max Castellon

Abrupto paisaje sobre el que posiblemente pusiese sus pies el Cid

En todo caso, si se sabe que estuvo en  Onda, cuyo castillo conquistó el Cid, según el Cantar, después de ganar al Conde de Barcelona y al Rey de Lérida en una gran batalla, en Tévar.

Caminos del Cid, caballeros de la Orden del Temple y abruptos y solitarios paisajes serán pues, los que nos acompañen en esta ruta que, si bien comienza en Puertomingalvo, en la provincia de Teruel, se desarrolla prácticamente en su totalidad por el sur del Maestrazgo castellonense.

Ruta Isuzu D-Max Castellon

Las tranquilas pistas del Maestrazgo castellonense dan forma a esta ruta

Como hiciéramos en la ruta por Teruel, nuestro centro de operaciones y lugar de pernocta lo situamos en la Masía Pelarda, lugar ideal para cualquier amante de la naturaleza y el off road y desde donde partiríamos, en esta ocasión acompañados por el hermano mayor de los Nadal (Antonio), hacia Puertomingalvo, donde comenzaríamos a grabar nuestro track y realizaríamos las primeras fotos de la D-Max.

Enclavado en pleno Parque Cultural del Maestrazgo al noreste de la comarca de Gúdar-JavalambrePuertomingalvo está rodeada por un increíble entorno natural.

Ruta Isuzu D-Max Castellon

Preciosa estampa de Puertomingalvo

Su historia se remonta a tiempos de los íberos. Una necrópolis ubicada en el “Montañés” nos habla del paso del imperio romano por la zona. El poderío musulmán también estuvo presente como muestran las primeras referencias escritas que especulan con su inicio histórico. Fue en 1181 cuando se afirma que Puertomingalvo fue reconquistado, y en 1202 se establece el acta fundacional de la Villa.

El núcleo urbano es un conjunto formado por una complicada red de calles estrechas en las que se levantan buenos ejemplos de arquitectura popular, y se asienta sobre un promontorio rocoso presidido por el castillo.

Ruta Isuzu D-Max Castellon

El antiguo Castrum de Avingalbón

Se tienen noticias de él en 1202 con el nombre árabe de Avingalbón. Pedro II lo donó al Obispo de Zaragoza. Es una de las fortificaciones mejor conservadas de toda el área del Maestrazgo, configurándose como un espléndido mirador panorámico de la zona.

Compitiendo por resaltar ante los ojos del visitante nos encontramos con la Iglesia Parroquial de la Asunción y San Blas, construcción barroca del siglo XVIII, cuya torre del campanario es su día, actuó como fortaleza.

Las edificaciones de la Casa “Lloveros” y la “Alta”, pertenecientes al gótico levantino; el antiguo hospital de Santa María de Gracia, obra del siglo XV; o los peirones (como se denominan a las cruces de término en Aragón), de San Bernabé, del Dornajo, de la Pilarica y el de Santa Bárbara contribuyen a que la totalidad del núcleo poblacional sea considerado Conjunto Monumental y declarado de Interés Turístico.

Ruta Isuzu D-Max Castellon

Iglesia Parroquial de la Asunción y San Blas, en Puertomingalvo

Nada más salir del pueblo nos introducimos por una pista que poco después nos ofrecerá una estupenda vista panorámica de Puertomingalvo. Poco a poco, las pistas se van haciendo cada vez más estrechas mientras rodamos por los bosques que nos terminarán llevando hasta el Monasterio de San Juan de Peñagolosa, situado en el término municipal de Vistabella del Maestrazgo a los pies del Macizo del Peñagolosa.

El Santuario está formado por un conjunto de edificaciones en torno a una plaza general, y un pequeño patio interior alrededor del cual se articulan las diferentes dependencias que son las más antiguas, incluido el muro lateral de acceso al templo por el interior. En éste han aparecido pinturas murales de 1592.

Ruta Isuzu D-Max Castellon

Monasterio de San Juan de Peñagolosa

La portada principal de la iglesia, a los pies, está labrada en piedra y consta la fecha de 1706, que indica el año de su finalización, aunque fue rehecha a finales del siglo XVIII.

Los comienzos del culto a San Juan deben ser posteriores a la conquista de Jaime I. Es habitual citar el santuario como Cenobio, ya que probablemente fue construido en forma de “u” sobre el cenobio del siglo XVI. Parece indudable la existencia de ermita y hospedería o casa del ermitaño en el período gótico, desaparecidas por las transformaciones que sufre por el auge del santuario en la segunda mitad del siglo XVI.

Ruta Isuzu D-Max Castellon

En el monasterio ya existió de antiguo una ermita y una hospedería

Preciosas pistas, vistas y paisajes nos siguen acompañando hasta que llegamos a la CV-190, que cogeremos a la izquierda para llegar a Lucena del Cid.

En medio de este ambiente mediterráneo montano, los prados mantienen el verdor casi todo el verano y abundan frondosos bosques de pinar de montaña, así como algunas espesuras de hoja caduca, que en otoño resaltan con sus tonos rojos y amarillos.

Aquí, la cabra montés, aunque escasa a mediados del siglo pasado, logró sobrevivir a la persecución humana y ahora forma abundantes rebaños en los extensos roquedales de la comarca, como pudimos comprobar en diversas ocasiones y en una incluso llegar a “cazarlas” con la cámara.

Ruta Isuzu D-Max Castellon

La cabra montés campa a sus anchas por estos abruptos paisajes. Todo un regalo para la vista

Finalmente, Lucena del Cid, también conocida como “La perla de la montaña” se nos presenta en la distancia. El añadido “del Cid” en su nombre se remonta a 1863, pero el Ayuntamiento no lo utilizó hasta 1925. Antes, Lucena tuvo otros tres “apellidos”: “de Aranda”, en el siglo XVIII; “de Valencia”, a mitad del siglo XIX; y poco después, por las mismas fechas, “de Castellón”.

La población se sitúa en una loma no muy alta entre el Barranco de la Pedreñera y el río Lucena; presenta la típica estampa montañosa con calles torcidas y empinadas, elevada sobre el cerro con el río a sus pies.

Ruta Isuzu D-Max Castellon

La Ermita de San Antonio, dominando el barranco de la Pedreñera, en Lucena del Cid

Entre su patrimonio destaca la Iglesia de Nuestra Señora de la Ascensión del siglo XVIII, de estilo neoclásico con reminiscencias barrocas, y en ella, el retablo, la fachada, la cripta y el magnífico Museo de Orfebrería con valiosas piezas de arte sacro y pinturas de diferentes épocas.

También la Ermita de San Antonio, edificada en 1785 sobre una anterior, del siglo XIII, se alza sobre un impresionante espolón rocoso que domina el Barranco de la Pedreñerala Plaza Mayor, porticada con arcos góticos conocidos como Els Perxes; el Castillo-Palacio de los Ximénez de Urrea, de origen árabe; la Torre de L’Oró (Torre del Oro), musulmana, conocida como el Fuerte; o La Torre de Foyos, Monumento Nacional desde 1931.

Ruta Isuzu D-Max Castellon

Junto a la portada de la Iglesia de Nuestra Señora de la Ascensión

De Lucena salimos dirección sur por pistas que cada vez se van volviendo más pedregosas y estrechas, nada en cualquier caso que ponga en apuros a la D-Max, que mantuvimos durante toda la ruta en tracción trasera y cuyo sistema de tracción y estabilidad apenas actuó en un par de ocasiones, para avisarnos de que la pista estaba más resbaladiza de lo que parecía.

Ruta Isuzu D-Max Castellon

En ocasiones, las pistas se vuelven pedregosas y estrechas

Poco después llegaríamos a Araia, conjunto diseminado de masías situadas al oeste del término municipal de l’Alcora, en un precioso entorno natural. El núcleo principal es la Ermita, y en él se encuentra el templo dedicado a San Joaquín y Santa Ana, construida en 1873.

Por su singular ubicación, en Araia confluyen numerosas rutas naturales que discurren por el término de l’Alcora, otras poblaciones de l’Alcalatén e incluso por las comarcas vecinas de la Plana Alta y el Alto Mijares, y que conectan con lugares como Torremundo (el techo del término municipal de l’Alcora), la Cova de l’Ocre, el Salto del Caballo o el Más de Marco.

Ruta Isuzu D-Max Castellon

Frente a la Ermita de Araia

Los sedimentos arcillosos de la cuenca del barranco de Araia son ricos en yacimientos paleontológicos,destacando el reciente hallazgo de fósiles de marsupiales de 16 millones de años de antigüedad.

Finalmente, alcanzaríamos Ribesalbes, cuyo núcleo urbano se ubica en una ladera de montaña deslizándose hacia el cauce del río Mijares.

Ribesalbes tiene una clara vocación industrial, en la que su tierra, la arcilla, ha sido el elemento que dio lugar al resurgimiento económico del municipio; la arcilla y el esmalte, unidos en un azulejo y pavimento de calidad, fabricado con moderna tecnología, y una cerámica artística que mantiene el rigor artesanal pero busca también nuevo horizontes, seguirán siendo el elemento que identifique a Ribesalbes.

Ruta Isuzu D-Max Castellon

Ribesalbes

La falta de suelo industrial para la ampliación de las industrias azulejeras hace que muchas industrias hayan creado nuevas naves en los próximos términos de Onda o Alcora.

El edificio de mayor interés es la Iglesia Parroquial de San Cristóbal, del siglo XVIII y estilo neoclásico. También destacan el Acueducto, del siglo XIX y el Mirador de Miramar, lugar idóneo para contemplar excelentes vistas panorámicas de la localidad y el cauce del río Mijares.

Ruta Isuzu D-Max Castellon

Ribesalbes desde el Mirador de Miramar

Tanto Onda como Ribesalbes eran excelentes sitios para terminar nuestra ruta de hoy, y como la hora de dar calma y sosiego a nuestras rugientes tripas nos sorprende en Ribesalbes, decidimos que era un excelente sitio para hacer lo propio.

La gastronomía típica de Ribesalbes sigue las directrices de la cocina mediterránea, en este caso platos basados en productos naturales, donde las carnes y verduras tienen especial relevancia.

Ruta Isuzu D-Max Castellon

Torta de almendra de Ribesalbes, estupenda manera de finalizar cualquier comida

Sobre su comida tradicional destaca en la época de caza los tordos con cebolla, bañados en aceite de oliva o platos como la olla de penques y los bollos de tomate y verdura. Los dulces también son deliciosos y variados, como el dulce de boniato y cabello de ángel con los que se elaboran los típicos “pastissets”. El rollo de San Antonio, los buñuelos con higos o manzanas, la mona de Pascua o la torta de almendra de Ribesalbes, también son parte de su gastronomía.

Ruta Isuzu D-Max Castellon

La D-Max volvió a demostrar de nuevo su solvencia, no exigiéndonos ni siquiera el engranar la tracción total en ningún momento

Una vez más, la satisfacción acompañó nuestro regreso, tanto por la belleza de la ruta que habíamos realizado, como por escapar esta del tan manido sol y playa, en el que habitualmente encasillamos cualquier actividad turística que tenga que ver con nuestras provincias levantinas. Maravillosos sol y playa sin dudapero solo una parte de la belleza que estas provincias pueden ofrecer.

 

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook




Más en Rutas y viajes
Ruta Trail. De Peramola a Llavorsí. Contrabando de paisajes

Pocas excusas hacen falta para “perderse” por los Pirineos, sin embargo, como a mi me gusta que todas las rutas...

Cerrar