Motorclan


Ruta Trail de Consuegra a Daimiel. De los molinos a las tablas

Escrito por el 17/02/2017 en Rutas y viajes

Ruta Consuegra Daimiel

El Audi Q5 sería el perfecto compañero para la ruta de hoy

La historia de Castilla-La Mancha hunde sus raíces en el tiempo. Íberos, romanos, visigodos, musulmanes y cristianos han vivido y dejado su huella en esta comunidad, marcando el carácter de sus gentes.

Ocupando la mayor parte de la Submeseta sur en el centro de la península ibérica, es la tercera autonomía más extensa de España, en la que se diferencian claramente dos tipos de paisajes: la llanura y la montaña.

Ruta Consuegra Daimiel

Llanuras y sierras serían testigos de nuestro paso

Por ambas transcurrirá nuestra ruta de hoy, que nos llevará de los molinos de viento de Consuegra (gigantes para según quién), hasta el humedal de Las Tablas de Daimiel, recorreremos caminos que pisara el Quijote y redondearemos la jornada con los caldos y la gastronomía manchega. ¿Te apuntas?

Sobre el monte Calderico se asentaron en el siglo VI a. C. los primeros pueblos íberos, dada su importancia estratégica para la trashumancia.

Con las guerras púnicas, la antigua Consuegra (Consaburum nombrada por Plinio), alcanzó un gran desarrollo, siendo la principal ciudad de la Carpetania, y por la que discurría la calzada romana llamada “Vía Laminium”, un punto clave en los caminos hacia el norte y el sur. Se construyeron puentes, vías, una presa y un acueducto. Consuegra ya es citada por autores clásicos como Tito Livio o Ptolomeo.

Ruta Consuegra Daimiel

La antigua Consaburum ante nuestros ojos

La mayoría de la población hispana y goda permaneció con la llegada de los árabes, época a la que se remonta su castillo, que en 1150 Alfonso VII entregó a su vasallo Rodrigo Rodríguez.

En 1183 la población, junto a su alfoz, fue donada por Alfonso VIII, con la aprobación del papa Lucio III a la Soberana Orden del Hospital de San Juan de Jerusalén (Orden de Malta), que nombró a Consuegra cabeza del Gran Priorato de Castilla y León, en La Mancha, tomando el castillo como sede, y otorgándola el Fuero de Consuegra, copia del de Cuenca. Destacó en esta época bajo su tutela la defensa tras la Batalla de Alarcos en 1195. Con la Batalla de las Navas de Tolosa, en 1212, se estabilizó finalmente la zona.

Ruta Consuegra Daimiel

Paseando por Consuegra, detalle de una portalada

Durante la Guerra de la Independencia, el 22 de septiembre de 1809, tuvo lugar la Batalla de Consuegra, contra el ejército francés, en las que fueron derrotadas las tropas del Duque de Alburquerque, siendo ocupada la población por los franceses, que destruyeron la iglesia parroquial de Santa María la Mayor (siglo XII), y fue quemado gran parte del archivo de la Orden de San Juan, que se encontraba en la nave del Castillo. Posteriormente, fue liberada por las tropas españolas al mando del General Elío.

Durante la Guerra de las Comunidades, Consuegra se mantiene fiel al rey Carlos I, que le concedió el título de Muy Leal.

Ruta Consuegra Daimiel

Castillo y molinos, imágenes unidas por los siglos a Consuegra

El 11 de septiembre de 1891 hubo un devastador desbordamiento del Amarguillo que destruyó los antiguos puentes romanos en el que perecieron 360 personas.

El 27 de marzo de 1927, el rey Alfonso XIII, le otorgó el título de ciudad, del que le había despojado Alfonso VI, a raíz de su derrota de 1097.

El Castillo de la Muela que así es como se llama, tiene una estructura bastante atípica. Está constituido básicamente por un cuerpo central cuadrado con una gran torre cilíndrica a cada uno de sus lados. El recinto se encuentra rodeado por una barrera de la que sólo quedan restos en la parte que rodeaba el patio de armas.

Ruta Consuegra Daimiel

A los pies del castillo de la Muela

Este castillo es mencionado en la “Estoria de España” de Alfonso X el Sabio (s. XIII), donde se comenta que este pertenecía, en tiempos de los visigodos, al conde don Julián, al que define Alfonso X como “heredero en el castiello de Consuegra”.

Es posible que la primera reconstrucción del castillo fuera realizada por Almanzor, en el siglo X, época del dominio musulmán de las comarcas cercanas. En 1097, Al-Mu’tamid cedió el castillo a Alfonso VI, gracias a un pacto matrimonial, ya que el rey se casaría con la princesa sevillana Zaida, aportándole el Castillo de Consuegra. Así se consiguió el castillo sin ningún tipo de guerra, ni ningún acontecimiento similar, pero poco después, en agosto del mismo año, Alfonso VI perdió la fortaleza en la Batalla de Consuegra.

Ruta Consuegra Daimiel

No faltarán los turistas, sea el día que sea, para disfrutar de lo que Consuegra ofrece

Pero si larga y destacada es la historia del castillo, Consuegra tiene marcada su identidad por sus molinos de viento. Alineados sobre el cerro Calderico, datan del siglo XVI y de los 13 originales, se conservan 12 que tienen nombre propio y que son: Bolero, donde se encuentra la oficina de turismo y se conserva el moledero de trigo; Mambrino; Sancho, que conserva la maquinaria del siglo XVI y se usa en la Fiesta del Azafrán; Mochilas, recientemente restaurado por la escuela taller del pueblo; Vista Alegre; Cardeño, donde se aloja una casa ya deshabitada; Alcancía; Chispas; Caballero del Verde Gabán, que cuenta con numerosas versiones de El Quijote; Rucio, que cuenta con una exposición de vinos; Espartero, que tiene una exposición de artesanía toledana; y Clavileño, con fotografías y mobiliario de Andorra.

Ruta Consuegra Daimiel

Siete de los 12 molinos de viento que aún se conservan

Es a sus pies donde realizamos las primeras fotos de nuestra ruta de hoy, que realizaremos en un lujoso Audi Q5, más que apto para una ruta que sin ser la más difícil de las que hemos realizado, tampoco ha sido, ni mucho menos, la más fácil.

Una visita a Consuegra también implica visitar algunos de sus otros destacados monumentos, entre los que cabe la Iglesia de San Juan Bautista, de estilo mudéjar, construida en 1567; la Iglesia del Santísimo Cristo de la Vera Cruz, de estilo neo-barroco; la Iglesia parroquial de Santa María la Mayor; la plaza de España, antiguo Foro Romano donde se reunía la población y el ayuntamiento entre otros.

Ruta Consuegra Daimiel

Otra interesante vista de Consuegra

Nosotros pisamos tierra enfilando hacia el norte de la Sierra del Reventón, tomando para ello dirección sureste hacia Puerto Lápice, encontrándonos ya desde el principio con uno de los paisajes que más repetitivamente encontraremos, las vides, que nos transportarán por fáciles pistas al principio, que se estrecharán según vamos avanzando, hasta llegar a Puerto Lápice.

Ruta Consuegra Daimiel

Las vides, compañeras en una ruta por el viñedo más grande de Europa

En el siglo XVI solo constaba de algunas posadas y ventas para hospedaje de los caminantes, sobre todo de los mercaderes de seda que se dirigían a Murcia. Es en esta época cuando Miguel de Cervantes describe este lugar, donde Don Quijote de la Mancha vive muchas de sus aventuras.

Siguiendo en dirección oeste nos iremos introduciendo en la Sierra de la Calderina, una de las sierras más importantes de las que forman los Montes de Toledo. Haciendo frontera entre las provincias de Toledo y Ciudad Real comprende desde el norte de Fuente el Fresno hasta Puerto Lápice.

Ruta Consuegra Daimiel

Fáciles pistas nos acompañaron al principio de nuestra ruta

De esta Sierra nacen ríos como el Amarguillo o el Arroyo Valdehierro.

Es en esta zona donde disfrutaremos de la parte más todo terrenera de la jornada. Charcos de mayor o menor entidad, curiosas trialeras, pistas estrechas, zonas de barro que si bien nosotros nos encontramos relativamente secas, tras unos días de lluvia se tienen que poner de lo más entretenidas…

Ruta Consuegra Daimiel

Pistas más estrechas y rotas se nos fueron presentando a lo largo de la jornada

Estamos a primeros de octubre, en plenitud del periodo de berrea del ciervo, algo que recordamos cuando de repente nos empezamos a encontrar con ejemplares de todo porte a izquierda y derecha de las pistas e incluso, cruzándose a gran velocidad delante nuestro.

Ruta Consuegra Daimiel

Los ciervos cruzando unos pocos metros delante nuestro. Sin palabras.

El espectáculo es realmente impresionante y reducimos aún más nuestra velocidad para poder disfrutar de su presencia durante más tiempo. A una prudencial distancia nos observamos y respetamos mutuamente, por nuestra parte con movimientos lentos, silenciosos y poco amenazantes. Por la suya, con un tranquilo deambular, dándonos confianza para poder fotografiarles repetidamente… No, está claro que el todo terreno nada tiene que ver en si mismo con la degradación del medio ambiente, y será el mal uso, la mala regulación y los excesos de algunos los que causen daños. A nosotros hoy, nos ha servido una vez más para tomar contacto y conciencia con la naturaleza más bella, para respetarla un poco más, para desear con más fuerza su conservación.

Ruta Consuegra Daimiel

La época de la berrea nos permitió captar magníficos momentos

En medio del bosque de pinos por el que circulamos recordamos que a los pies de esta Sierra estaba previsto construir la estructura más alta de Europa, la Torre Solar de Fuente el Fresno, de 750 metros de altura. Partiendo desde otros 740 aproximadamente al nivel del mar, llegaría a una altura superior a las montañas, y por lo tanto podría ser vista desde la cara norte.

Su construcción estaba prevista para comenzar en el año 2007, y se terminaría en el año 2010. Sin embargo, a fecha de hoy, aún no ha comenzado su construcción ni está claro que finalmente se construya…

Ruta Consuegra Daimiel

No faltaron relajantes bosques de pinos

Antes de llegar a Fuente el Fresno, podremos ver a nuestra izquierda el pico más alto de la Sierra Calderina, el Pico del Alamillo, de 1212 mts. ubicado al oeste de la serranía de la Cueva, una de las que conforman la Sierra Calderina.

La población de Fuente el Fresno, situada en la Ruta del Quijote, se enclava en un pequeño valle situado entre dos montes de escasa altitud (unos 100 metros), tiene la jurisdicción sobre zonas de caseríos y granjas limítrofes como La Hormiguilla y La Cruz de Piedra, ésta última llamada así por la presencia de un hito de piedra que señala el límite entre Ciudad Real y Toledo.

Ruta Consuegra Daimiel

La Cruz de Piedra, límite de las provincias de Toledo y Ciudad Real, por donde hoy transcurre nuestra ruta

Fuente el Fresno se caracteriza por tener una iglesia declarada en el 1992 como Monumento Histórico Artístico a nivel nacional, consagrada a Santa Quiteria. En su interior se encuentra un retablo barroco instalado en 1737, y en una de sus fachadas luce un antiguo reloj de sol. Cabe destacar el torreón de las campanas de 5,5 m de altura y con planta redonda, lo que le convierte en una torre única en una iglesia románica, de ahí la importancia de esta parroquia.

Ruta Consuegra Daimiel

Original y atípico campanario de la iglesia de Fuente el Fresno

Seguimos hacia el sur por pistas entre olivos y como no habíamos salido de Málaga, no nos metimos en Malagón, aunque esto no fue debido a falta de atractivos…. sino a que había que seguir ruta y como en tantas ocasiones anteriores, dejar de lado cosas interesantes que, sin duda, volveremos a visitar en futuras ocasiones.

Atravesamos el río Guadiana y antes de llegar al Santuario de Nuestra Señora de la Encarnación, nos acercamos a contemplar las ruinas del Castillo de Calatrava la Vieja.

Ruta Consuegra Daimiel

Tras las ruinas del Castillo de Calatrava la Vieja

La antigua ciudad de Calatrava, conocida desde el siglo XIII como Calatrava la Vieja, se encuentra en un enclave de extraordinaria importancia. Durante la Alta Edad Media, fue la única ciudad importante de al-Ándalus en el valle medio del río Guadiana. Su destacada posición, en la margen izquierda de éste, la hacían paso obligado en el camino de Córdoba a Toledo y en las comunicaciones entre el Levante y el Poniente peninsular.

De fundación omeya (fines siglo VIII), a mediados del siglo XII, tras pasar a Castilla, fue una de las primeras posesiones de la Orden del Temple en este reino. Después del abandono templario del lugar, la ciudad fue el origen y primera sede (1158), de la Orden de Calatrava, la más antigua orden militar peninsular.

Ruta Consuegra Daimiel

Enfilando la recta final de la ruta

Muy cerca se encuentra el Santuario de la Encarnación, construido a 6 kilómetros de Carrión de Calatrava. Edificio de origen musulmán, con unos 1000 años de antigüedad, debió ser una mezquita en época musulmana como lo atestigua un arco de herradura con alfiz situado en la fachada norte de la iglesia del santuario. Sobre esta mezquita se erigió la primitiva capilla de Nuestra Señora de los Mártires y a su alrededor un cementerio donde reposaban los restos de los calatravos muertos tras la batalla de Alarcos.

Ruta Consuegra Daimiel

Junto al Santuario de Nuestra Señora de la Encarnación

Finalmente llegamos al corazón del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, uno de los últimos representantes de un ecosistema denominado tablas fluviales que se forman al desbordarse los ríos en sus tramos medios. El humedal se forma en la confluencia del río Guadiana y su afluente Cigüela y es uno de los ecosistemas acuáticos más importantes de la Península Ibérica por la variedad y calidad de la fauna y flora que habitan en ella, así como por aquellas aves que la emplean en los pasos migratorios.

Ya en 1325 el infante Don Juan Manuel en su “Libro de la caza”, pone de manifiesto las cualidades de las orillas del río Cigüela para la cetrería. Años más tarde, en 1575, Felipe II mandó redactar la relación en la cual se ordena literalmente que “se guardase muy bien”.

Ruta Consuegra Daimiel

Las Tablas de Daimiel son un espacio fundamental para multitud de aves migratorias

La especial riqueza ecológica de las Tablas de Daimiel viene (en opinión del conservador del parque, Jesús Casas), del hecho de que los dos ríos que confluían en el mismo tenían distinta salinidad. Mientras que el agua del Guadiana, es completamente dulce, la del Cigüela es salina, lo que creaba un paraíso para diferentes tipos de fauna y flora.

En 1956 se promulga la Ley de Desecación de Márgenes del Gigüela, Záncara y Guadiana, una ley que se mantiene en vigor hasta 1973, fecha en que se declaran Parque Nacional las Tablas de Daimiel. Durante todos esos años, se construyen canales y desecan hectáreas de humedales. Sin embargo, la desecación de estas zonas húmedas en las márgenes de estos ríos tuvo una nefasta consecuencia para toda la zona: la amenaza de la desecación definitiva planeaba sobre lugares tan característicos aguas abajo como los Ojos del Guadiana o las propias Tablas.

Ruta Consuegra Daimiel

La recuperación del humedal en los últimos años ha sido tema de Estado

Pero es a partir de los años 60 cuando comienzan los malos tiempos para las Tablas. Por un lado se aceleran las obras de canalización de los ríos manchegos desecando la zona y, por otro lado ya a comienzos de los 70, una extensión muy importante de regadíos acaba con los recursos hídricos del subsuelo.

A finales de 2009 los incendios de turbas se sumaron a la desecación para provocar una situación crítica.

Ruta Consuegra Daimiel

Los incendios de las turbas en 2009 pusieron al parque en estado crítico

Las medidas adoptadas para controlar los incendios se revelaron insuficientes y, por ello, se aprobó un trasvase desde el río Tajo. Cuando las aguas del Tajo llegaban al parque natural, llegaron simultáneamente abundantísimas lluvias que hicieron innecesario continuar con el trasvase y que en los primeros meses de 2010 llenaron la totalidad de la superficie inundable del parque, sofocando de forma natural los incendios de turbas.

Desde entonces, las condiciones hídricas se han recuperado notablemente y el nivel del acuífero ha subido más de 20 metros, debido a la terminación del periodo de fuerte sequía y a las medidas que ya se habían venido adoptando para controlar la sobreexplotación del acuífero, por lo que en la actualidad el parque se encuentra en proceso de franca recuperación y con la ampliación de su tamaño por parte del estado como medida de protección.

Ruta Consuegra Daimiel

El mantenimiento de este ecosistema se ha tomado mucho más en serio en los últimos años

Dentro de la fauna migratoria del parque sobresale la garza imperial, la garza real, la garceta, los martinetes, el pato colorado, el ánade silbón, el ánade rabudo, el alcotán, el zampullín chico y cuellinegro, el bigotudo, etc.

En la primavera y el verano se pueden encontrar anfibios y reptiles como la ranita de San Antonio, la salamandra y las culebras de agua.

De los mamíferos cabe destacar el turón, el zorro, la nutria, la rata de agua, así como los que viven en las proximidades: conejos, liebres, comadrejas o jabalíes.

Ruta Consuegra Daimiel

El aguilucho lagunero es otra de las especies posibles de observar en el parque

Merecen mención igualmente el aguilucho lagunero, la focha común, el ánade real, el martín pescador o el porrón pardo entre otros.

Nuestra ruta terminaba aquí, pero había que darle descanso al cuerpo y alegría al estómago, por lo que decidimos acercarnos a la cercana Daimiel, declarada ciudad en el año 1887 por la Reina Regente Dª. María Cristina de Habsburgo-Lorena, madre de Alfonso XIII.

Su Museo Comarcal se ha convertido en un referente clave para entender la vida en Daimiel y su entorno y para conocer su patrimonio cultural. A través de cuatro ejes temáticos (historia, tecnología, territorio e ideas y creencias), el recorrido por sus salas nos permite descubrir un legado de más de 4000 años de antigüedad: desde la Edad del Bronce, con el yacimiento arqueológico de la Motilla del Azuer, hasta nuestros días.

Ruta Consuegra Daimiel

El Q5 nos brindó la posibilidad de realizar una ruta con todos los atractivos en una completa jornada

Nosotros recordamos que estamos en Castilla-La Mancha, que regada por los ríos Guadiana, Tajo y Júcar constituye el viñedo más grande del mundo, con unas 400.000 hectáreas de viña, de las que alrededor de 170.000 están acogidas a la D.O. La Mancha, dándole el sobrenombre de “La Bodega de Europa”… había “trabajo” por delante, y decidimos hacerlo más llevadero acompañándolo de la típica cocina manchega, que además de los buenos quesos curados y de los productos de la matanza del cerdo, se compone de buenas gachas, migas con panceta y uvas y, como no, el famoso pisto manchego. Flores, rosquillas y roscautreras, son algunos de los postres que se pueden utilizar para poner el punto y final a una ruta que no defraudará a nadie.

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook




Más en Rutas y viajes
Ruta Trail. De El Campello a Jijona. De la paella al turrón y tiro porque me toca

Que tras un duro año de trabajo apetezca tumbarse a tomar el sol en una playa es normal, pero que...

Cerrar