Motorclan


Ruta Trail. Albarracín (Teruel). Por la serranía de Albarracín

Escrito por el 09/11/2015 en Rutas y viajes

Albarracin 149

Muchas cosas se han dicho de Albarracín y de todas, el viajero puede retener que es una de las poblaciones más bonitas de España, y que su visita no le dejará indiferente.

Si además, aprovechando la visita a la ciudad podemos hacer una buena ruta por las pistas de su serranía, ruta que además del atractivo off road tiene un alto interés paisajístico y cultural, la única pregunta que cabe hacerse es: ¿Cómo no lo hemos hecho antes?

La localidad es Monumento Nacional desde 1961; posee la Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes de 1996, y se encuentra propuesta por la Unesco para ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la belleza e importancia de su patrimonio histórico.Albarracin 148

Ubicada en los Montes Universales, sobre el profundo tajo que crea el río Guadalaviar, Albarracín no ha perdido su estampa de evocación medieval. Situada en un marco natural impresionante, a 1.171 metros de altura, desde la más lejana prehistoria estuvo poblada, como prueban las pinturas rupestres del Rodeno.

Sobre castros celtas surgió la población romana, que al cristianizarse se llamó Santa María de Oriente.

Con la invasión musulmana llegó aquí un grupo berberisco de la tribu de los Ibn-Racin, que le dio su nombre de villa. La disgregación del califato de Córdoba del que dependía, produjo su independencia como reino taifa musulmán, que tuvo tres reyes y duró 94 años, pero con la llegada de los almorávides a Al-Andalus, Albarracín pasó a depender del Reino de Valencia.Albarracin 147

Amparado inicialmente a la sombra del castillo, que se alza sobre un peñasco, el caserío debió contar ya desde el siglo X con una muralla que lo encerraba y separaba del entorno. Una posterior ampliación de la ciudad en el siglo XI quedó igualmente encerrada en un nuevo recinto de murallas, posteriormente rehechas, que son las que hoy podemos ver.

En el siglo XII (entre 1167 y 1170) ibn Mardanis, rey de Murcia y Valencia, más conocido como el rey Lobo, cedió Albarracín a Pedro Ruiz de Azagra, un caballero navarro que prestaba sus armas al servicio del rey musulmán. Pedro Ruiz de Azagra levantó un señorío independiente de Castilla y de Aragón que contaba con obispado propio y que perduró durante seis generaciones, haciendo prosperar la economía basada en la ganadería, el comercio y la industria de la lana, para lo que contaban con batanes, telares y molinos.

Tras el fracaso de conquista por parte de Jaime I en 1220, es Pedro III de Aragón quien la conquista en 1285, pasando definitivamente a la Corona de Aragón en 1300, cuando el rey Jaime II de Aragón incorporó las tierras al realengo y dio a Albarracín el título de ciudad.Albarracin 146

Dentro de su recinto amurallado, la escasez de terreno utilizable obligó a disponer calles estrechas, casi sin plazas ni espacios libres y encerradas por la edificación en altura que no permitía ni siquiera un contacto visual con el exterior.

A partir del siglo XVI, cuando ya las murallas han perdido su interés, surge un barrio extramuros del Portal de Molina y parte de la población de la ciudad dedicada a la agricultura se traslada al llano (el Arrabal). Al perder su independencia fue perdiendo su destacado papel político aunque mantuvo una pujante economía durante varios siglos, constatada por la existencia de un importante barrio industrial con talleres de paños e hilados situado entre el castillo y la iglesia de Santa María.

Este barrio fue destruido durante la Guerra de la Independencia, hecho que marcó el comienzo del declive económico de la ciudad. Los barrios que han desaparecido y las casas destruidas durante la Guerra Civil han provocado una profunda transformación en la ciudad permitiendo transformar solares en parques, jardines y plazas más amplias, modificando el primitivo carácter cerrado de los espacios urbanos, que no obstante, aún se puede observar en los barrios de la calle Azagra y del Portal de Molina, en donde se ha mantenido casi en su totalidad la edificación.Albarracin 145

Tras una breve toma de contacto con la ciudad, dejamos una visita más pausada y la ineludible toma de contacto con su gastronomía, para el final de la ruta, saliendo por la A-1512 dirección suroeste.

La ruta de hoy se puede hacer indistintamente en un sentido u otro, eligiendo en esta ocasión “liquidarnos” los Km. de carretera al principio, dejando el principal tramo de pistas para el final.

Pronto pasamos por el puente que horas más tarde nos verá regresar y poco más adelante, giramos a la izquierda por la A-1703 que nos llevará hasta Royuela, población cuyo devenir está unido a la ciudad de Albarracín.Albarracin 144

Seguimos dirección sur hasta alcanzar la TE-V-9113 que cogeremos a la derecha, dirección Moscardón, población asentada sobre una posición fácilmente defendible, ya que el barranco que la circunda actúa a modo de defensa natural. El pueblo ocupa un lugar estratégico enlazado visualmente con la torre del Andador de Albarracín y con el pico Javalón, desde donde se divisa su Iglesia de San Pedro Apóstol, que debió sustituir a alguna torre defensiva y que es, sin duda, el edificio de mayor interés arquitectónico, siendo destacable su espectacular emplazamiento, sobre un espolón rocoso, dominando el Barranco del Castellar.

Adentrándonos en su casco urbano sobresale el edificio de la Casa Consistorial, de planta rectangular, en mampostería, con dos plantas, restaurado en las últimas décadas.Albarracin 143

Salimos de Moscardón por la VF-TE-10 en dirección a Frías de Albarracín y poco después, y casi a pie de carretera, nos encontramos con el Pino Gordo, monumental ejemplar de pino negral (Pinus nigra), que cuenta con una altura de 30 metros y un perímetro de tronco de 3,60 metros.

Su silueta presenta un fuste recto y las ramas se desarrollan en la copa y a media altura. Se localiza en el paraje de La Majada, de forma aislada, ya que fue respetado de la tala por ser un ejemplo del porte que puede llegar a alcanzar la especie. Solo con ver el tamaño de la Toyota Hilux que hoy nos acompaña junto el pino nos podemos hacer una idea de sus dimensiones.

Poco antes de llegar a Frías de Albarracín, cogemos a la izquierda, dirección sur, una pista ancha y fácil que nos empieza a sumergir en uno de los muchos bosques por los que hoy pasaremos.Albarracin 142

La pista se estrecha un tanto a ratos pero sigue sin presentar ninguna dificultad más allá de los continuos charcos, algunos bastante profundos que nos vamos encontrando por el camino.

Media hora de pista después y tras pasar por El Vallecillo, llegaremos al mirador del Ojo del Cabriel, a cuyo afloramiento bajaremos encontrándolo totalmente seco, lo que nos hace recomendar esta visita en los primeros meses de primavera cuando, fruto del deshielo, los afloramientos de agua se mostrarán en toda su intensidad.Albarracin 141

Seguimos dirección norte por la pista VF-TE-32, sencilla, encajonada entre bosques y llena de charcos hasta que llegamos a un desvío a nuestra izquierda que indica Cueva de la Obriga.

En un primer momento, nosotros pasaremos de largo la cueva, siguiendo la estrecha y resbaladiza pista para ver hasta donde llega, terminando en un punto en el que casi se llega a cruzar con el track que traíamos anteriormente, antes de llegar a los Ojos del Cabriel, solo que ahora nos encontramos unas decenas de metros más abajo, en medio de un solitario bosque.

Damos la vuelta y ahora si, paramos para acercarnos a la entrada de la Cueva de la Obriga.Albarracin 140

Situada en el término municipal de El Vallecillo, la Cueva de la Obriga tiene una longitud explorada de 2800m, lo que la convierte en la más larga de la provincia de Teruel, y es un lugar ideal para los amantes del espeleobuceo.

Es necesario bucear a lo largo de dos sifones para poder contemplar la verdadera magnitud y belleza de esta cueva. Probablemente fue el primer lugar donde se asentó población en El Vallecillo, prueba de ello son los restos del Eneolítico (periodo prehistórico inmediatamente posterior al neolítico), encontrados y que pueden verse en el Museo Provincial de Teruel.Albarracin 139

Seguimos dirección norte por la pista, en la que de nuevo son los continuos charcos los protagonistas, nada que pueda poner en aprietos a cualquier SUV y menos aún a la Hilux, que se terminará realizando la ruta completa en tracción trasera.

La pista nos asciende hasta el Puerto de Terriente, ofreciéndonos unas estupendas vistas; a nuestro paso van surgiendo bebederos en medio de verdes praderas, alguna que otra perdiz, un paisaje más abierto que el que traíamos anteriormente, hasta que llegamos a las inmediaciones de Terriente, en que salimos a una vieja y descarnada carretera.Albarracin 138

Tras llegar a Terriente, salimos unos centenares de metros a la carretera TE-64 que cogemos a la izquierda, dirección norte hacia Albarracin, aunque pronto la dejaremos, cogiendo de nuevo pista a la derecha que en un principio apunta hacia Saldón pero que poco a poco, irá girando dirección norte para, después de ofrecernos algunas interesantes vistas de campos de trigo, y una fuerte subida, de piedra suelta que a punto estuvo de “pedir” la reductora de la Hilux, llevarnos a la carretera que horas antes, habíamos cogido para salir de Albarracín, que en esta ocasión, cogeremos a la derecha para regresar a la amurallada ciudad.Albarracin 137

De vuelta a Albarracín, ahora si, es momento de pensar en otros placeres, como la comida de esta comarca, mezcla elaborada con productos de profunda raigambre musulmana, recetas creadas en el camino trashumante de los pastores y los bocados con que nos deleita el bosque, tanto en su vertiente vegetal como animal.

Las migas, las sopas de ajo, el gazpacho serrano; la borraja y el cardo, dos verduras maravillosas, preparadas con patatas o con salsa de almendras. Y por supuesto las setas y hongos.

Estos terrenos forman parte de la Reserva Nacional de los Montes Universales, donde tienen su espacio el ciervo y el jabalí, al no tener predadores naturales como el lobo. También protagonizan las cacerías los conejos, la liebre, la perdiz y la codorniz. El recetario presenta innumerables maneras de preparar el conejo silvestre y el doméstico, todas ellas son originales, pues combinan con todo lo imaginable: unas veces con caracoles, otras con espárragos y algunas, incluso con chocolate.Albarracin 136

La trucha es también un delicioso bocado que se mezcla, en abundantes ocasiones, con una gruesa loncha de jamón y se condimenta con ajo, perejil y almendra.

Finalmente, los dulces son realmente interesantes, y es posible comprar buenos pastas en los hornos de leña tradicional como tortas finas, magdalenas… aunque como reina indiscutible del mostrador, destaca una rosquilla de origen árabe, la almojábana.Albarracin 135

Y en ese complicado lance nos encontramos cuando nos damos cuenta de que hemos pasado por la Ruta del Ojo del Cabriel, por el Camino del Cid, y que lo hemos hecho comenzando y terminando nuestra ruta en la que sin duda es, uno de las poblaciones más bonitas de España, con una historia rica, densa y trepidante, que ha sabido guardar todo el espíritu de sus mejores días y que ofrece, con tan solo pasearla, un placer que justifica la visita.

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook




Más en Rutas y viajes
Ruta Trail. De Manresa a Igualada (Barcelona). Rondando Montserrat

Montserrat es uno de los grandes símbolos de Cataluña, que ha pasado de centro religioso a baluarte de la identidad...

Cerrar