Motorclan


Salón MotoOh¡. El renacer del Ave Fénix

Escrito por el 22/04/2016 en Motos, Salones y Ferias

Salon MotoOh¡

Las principales marcas montaron grandes stands donde exponer sus gamas al completo

Mucha curiosidad y expectación tenía ante la celebración del Salón MotoOh! Barcelona Fira.

Ocho años ya desde que se celebrara su última edición, las fotos que hice en aquella edición del 2008 me hablan de la presencia de pilotos mundialistas (on y off road), presentaciones exclusivas por la mañana y por la tarde, azafatas explosivas a la vuelta de cualquier stand, expositores llenando cinco pabellones, más de 200.000 visitantes… al año siguiente: nada.

Un salón de “vacas gordas”, que al principio de una evidente crisis que se nos venía encima, nadie quiso o supo ver y que dio como resultado que en el 2009 el sector se encontrase “más perdido que un burro en un garaje” y nadie quisiese gastarse “un duro”. Barcelona, la Ciudad Condal, la capital española y europea con mayor número de motos per cápita, se quedaba sin salón…

Salon MotoOh¡

Desde antes de abrirse el salón, se formaron largas colas para comprar una entrada

Desde entonces, tan solo el MotoMadrid (nada que ver con el anterior MotoOh!), se ha ocupado durante estos años de que los aficionados pudiésemos ver en directo y en un solo lugar, las gamas (casi completas), de (casi), todos los principales fabricantes.

Este era además un motivo más para acudir al MotoOh!, la comparación (en absoluto odiosa), con el salón madrileño y poder ver la idea, el camino que este nuevo salón pretende tomar de cara al futuro. Era necesario asistir por más motivos, entre ellos el dar apoyo a una ciudad que es el principal mercado de dos ruedas de nuestro país, con más de un cuarto de millón de motocicletas circulando, ejemplo durante décadas de cómo solucionar problemas de tráfico con el uso inteligente de la moto, el lugar desde donde el germen de la afición motociclista se contagió al resto de nuestro país. Montjuich llevaba ya demasiado tiempo sin el olor, el color y el sonido de una de las ferias que más le caracterizaban.

Salon MotoOh¡

La Plaza de España mostraba este impresionate aspecto ya desde el viernes a primera hora

A los cinco minutos de haber ingresado en el Pabellón 1 del MotoOh! me di cuenta de la primera diferencia respecto al salón Moto Madrid. Mientras que la cita madrileña es un salón montado por los concesionarios de las marcas, con un cierto apoyo de las casas matrices, en Barcelona se palpaba en el ambiente que era un salón montado por las marcas y “ejecutado” por los concesionarios.

El apoyo de Anesdor (Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas), era evidente, y prueba de ello era contar con la presencia de José María Riaño, Secretario General de la asociación, entre el séquito que acompañaba al conseller de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget, mientras este hacía el “paseíllo” inaugural de la cita.

Baiget celebraba que Cataluña volviese a contar con un salón dedicado a los motos y anunciaba que el Govern se esforzará para que continúe durante los próximos años. No estaría nada mal que así fuera, más aún teniendo en cuenta que España es el cuarto país de Europa “consumidor” de moto a la estela de Francia, Italia y Alemania.

Salon MotoOh¡

El Conseller de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget, durante la inauguración oficial del salón en uno de los stands de Harley Davidson

Lejos de las cifras de aquél MotoOh! del 2008, lo cierto es que esta nueva edición del salón se ha saldado con un contundente éxito, y los palacios 1 y 3 del recinto de Montjuïc, vieron como los pasados 15 a 17 de abril recibían más de 22.000 visitantes, algo que superaba con mucho las previsiones iniciales de sus organizadores e impulsores, Jordi Freixas y Jordi Bracons.

A diferencia del de Madrid, con un carácter comercial mucho más marcado, en el salón MotoOh! no se vendían motos directamente, a pesar de lo cual, se realizaban alrededor de 400 presupuestos por parte de las principales marcas que eso sí, llevaron a cabo una incesante actividad en la zona de prueba de vehículos llegando a realizar más de 1600 test. En esta misma zona, el Servei Catalá de Tránsit no se quedaba atrás, y contaba con más de 400 participantes en los cursos de seguridad vial que organizaba.

Salon MotoOh¡

Volta fue una de las motos que se pudo probar en las pistas de pruebas del Servei Català de Trànsit

Entrando en faena de lo que se pudo ver, oír y tocar en el salón, hay que decir que la propuesta comercial y de ocio incluía a las principales marcas del sector (tanto vehículos como aftermarket), junto con un completo programa de actividades entre las cuales, cabían cursos de formación y seguridad vial, conferencias, pruebas dinámicas de vehículos, simuladores de competición y exhibiciones a cargo de pilotos profesionales como Jordi Pascuet y Marcel Justribó con su exhibición de Trial Indoor, o Narcís Roca con su espectacular espectáculo (y no es una redundancia), de stuntman.

Salon MotoOh¡

Narcis Roca deleitó al público durante sus actuaciones

Honda exponía la práctica totalidad de su gama, aunque la mayoría de las miradas iban en direcciones claramente definidas, por una, al podio donde una azafata del nivel de las motos, custodiaba una réplica de la moto de Dani Pedrosa y la nueva RC213VS, su “hermana” matriculable. Por otra, el podio en el que se encontraba la África Twin “Adventure Sports Concept”.

Salon MotoOh¡

Tres auténticas bellezas…

Harley Davidson ponía toda la carne en el asador y además de contar con la presencia, separada físicamente, de sus dos concesionarios oficiales en Barcelona, patrocinaba la zona custom del salón, donde se podía admirar algunas auténticas joyas de la personalización, tanto de la marca de Milwaukee como de otras marcas.

Salon MotoOh¡

El Espacio Custom estaba patrocinado por Harley Davidson

También, en el exterior, ofrecía su Dark Custom Experience Tour, pruebas gratuitas de la gama Dark Custom entre las que se encontraban las nuevas Iron 883TM y Forty Eight, la Low Rider S y las Fat Bob, Street Bob y StreetTM.

Salon MotoOh¡

El Dark Custom Experience Tour permitía probar la gama Dark Custom de Harley

Yamaha hacía especial hincapié en su nueva MT-10, protegida por cintas para darle importancia, también destacaba la XRS 900, como ya hiciera en la cita madrileña y una réplica de la moto de Jorge Lorenzo, además de toda su gama de scooter, todo ello separado por gamas de producto-colores: blanco (Move), para su gama de scooter; azul (Race), para la gama de carreras-competición y rojo (Feel), enfocada al cliente sport.

Salon MotoOh¡

La Yamaha MT10 fue la estrella del stand, novedad que todavía no ha sido presentada

Suzuki exponía su completísima gama, en la que tenía varios y diferentes modelos destacados. Por una parte la salvaje GSX-R 1000, la VStrom 1000, la incombustible y particular Van-Van 200, la SV 650/A... además de toda su gama de scooter.

Salon MotoOh¡

Suzuki destacaba varias de sus motos, entre ellas el “prototipo” de la GSX-R 1000, modelo 2017

La Multristada Enduro era una de las protagonistas en el stand de Ducati, a la que no le faltaba de compañera la Multristada “normal” y, un poco más allá un espacio propio para las X-Diavel. También separadas de estas y del resto de deportivas se encontraba toda la gama Scrambler, modelos a los que cada vez de manera más clara, Ducati quiere dar identidad propia.

Salon MotoOh¡

La Multistrada Enduro era una de las motos más destacadas en el stand de Ducati

Prácticamente todas las marcas tenían sus gamas al completo y destacaban algún modelo en especial. Kawasaki lo hacía con su ZX-10R que destaca en el mundial de SBK; Triumph aupaba a un pedestal a sus Bonneville y Tiger Explorers XC; Royald Enfield montaba un atractivo stand en el que además de las motos exponía cuadros y ropa; Peugeot destacaba sus Tweet y Django; Piaggio aupaba a su New Liberty; KTM en su gran stand destacaba la Moto3 de Miguel Oliveira y la Super Duke GT 1290; Moto Guzzi hacia lo propio con la V8 Roamer y no así con la Audace, aunque esta necesita pocos atriles para destacar…

Salon MotoOh¡

Kawasaki también exponía toda su gama en un gran stand perfectamente personalizado con sus colores

No faltaron las principales marcas de la industria auxiliar y desde Touratech, SW-Motech, Wunderlich, Thor, RSW, Vance&Hines, Shiro, Givi, etc, era posible encontrar todo tipo de ropa y equipación tanto para la moto como para el motorista.

Salon MotoOh¡

Las principales empresas de equipación y aftermarket no quisieron perderse el regreso de MotOh!

Como todo salón de altura que se precie, no faltó una buena representación de azafatas que atraían las miradas y los flashes tanto a ellas como a los productos que publicitaban.

Salon MotoOh¡

El buen nivel de stands y expositores acompañó al de las azafatas en este renacido salón

Además de las actividades exteriores, muchas eran las propuestas que se podían encontrar en el interior de los pabellones, y entre ellas podíamos ver el stand de Mujeres Moteras, ofreciendo diferentes productos además de una línea de ropa enfocada a la mujer; la Asociación Mutua Motera, recogiendo firmas para promover la retirada de los viejos guardarraíles y sustituirlos por otros que garanticen la seguridad de los motoristas: También pudimos ver a Rubén Xaus promocionando su escuela de conducción “Freddie Spencer-4G-Xaus By Ducati”, una inolvidable experiencia para poder mejorar las técnicas de conducción en circuito de la mano del simpático ex-mundialista.

Salon MotoOh¡

Rubén Xaus nos presentaba su escuela de conducción “Freddie Spencer-4G-Xaus By Ducati”

Hubo más, mucho más, y por ello aquí os dejamos una larga colección de imágenes para que veáis buena parte de lo que ha dado de sí esta renacida edición del Salón MotoOh!. Una renacida edición en la que echamos en falta un pabellón con pequeños expositores, pequeños recambistas, accesoristas… esos pequeños comerciantes que son los que cargan sobre sus espaldas el alto coste de la crisis cuando las grandes marcas no tienen dinero (o ideas), para apoyar un salón.

Salon MotoOh¡

Vesway?, Seedpa? Curioso y divertido en cualquier caso

En cualquier caso, la sensación que me llevo es que MotoOh! a vuelto para quedarse, y esperemos además, que lo haga de manera anual, tal y como han propuesto sus creadores, Barcelona necesita este salón y ya ha estado demasiado tiempo sin él. Larga Vida.

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.




Más en Motos, Salones y Ferias
MOTOMADRID. El salón de los usuarios, en el que las grandes marcas pueden participar

Cuando hace ya cinco años y en plena crisis económica nacía MotoMadrid, no eran muchos los que daban un duro...

Cerrar