Motorclan


XXI Concentración Mineros 2015. Valor y precio

Escrito por el 31/08/2015 en Rutas, KDDs y Concentraciones

 

Mineros 2015 89

Muchas son las concentraciones, KDD,s, motoalmuerzos… que se celebran a lo largo del año en nuestro país (calculo que deben de rondar las 500). De todas ellas, y si exceptuamos las que podríamos definir como “especiales” (macro concentraciones como Pingüinos, Motauros o reuniones exclusivas de clubes, o monomarca), la gran mayoría, el resto, están casi todas cortadas por el mismo patrón, y es normal.

A fin de cuentas se trata de lo mismo, reunir a un grupo más o menos grande de motoristas en un lugar determinado, para pasar un fin de semana lo más agradable posible en compañía de otras gentes que comparten nuestra afición.Mineros 2015 88

Entonces, ¿Qué es lo que diferencia una buena concentración de otra digámosle “normal”?. Esta pregunta me la he hecho y me la sigo haciendo después de más de 30 años de asistir a concentraciones por toda Europa (especialmente por España como podréis suponer), y las conclusiones (en plural), a las que he llegado apuntan todas en la misma dirección: los pequeños detalles.

Habrá quién piense que una concentración es buena porque te dan muchas cosas por poco dinero, porque sus conciertos sean buenos, y así, un montón de cosas tangibles, “medibles”, sin embargo, la experiencia me ha demostrado que aunque las buenas concentraciones puedan tener alguno o varios de estos ingredientes, lo que les hace realmente grandes son esas cosas que a simple vista no se ven, lo intangible, lo “inmedible”.Mineros 2015 87

Salvo rarísimas excepciones, las buenas concentraciones están unidas a una larga historia, a un recorrido de larga distancia que a través de los años les ha permitido superar obstáculos, ganar experiencia, engrasar la maquinaria para que el fin de semana de su concentración, la gente emprenda el viaje de regreso con una sonrisa en la cara y la sensación de que han elegido bien, que han empleado bien su tiempo.

Podríamos decir de alguna manera, que una concentración que ha superado los 10 años de existencia “apunta maneras”, y que una que ha superado los 20 no puede ser mala. Por supuesto habrá excepciones, y puede haber concentraciones que en un par de ediciones alcancen el éxito y otras que, con muchos años, se “arrastren” por el calendario turístico como viejos dinosaurios aguantando el tirón con apenas la asistencia de sus socios y un montón de amigos, pero como norma, no es así.Mineros 2015 86

La concentración de Mineros, que acaba de celebrar su 21 edición, tiene el ADN de aquellas míticas concentraciones que nacieron a finales de los 70 como Arguís y que “explotaron” en la década de los 80 como La Estrella de Javalambre, Jabalistreffen, Sanxenxo, Villa de Rota, N-634, PMZ o Juarros de Voltoya, entre otras; concentraciones de las que “bebió” en algunos casos y de las que es contemporánea en otros.

Aquellas eran (y por suerte “son”), concentraciones, en las que lo que realmente importaba era el individuo, dando igual de donde fuere, con que moto llegare. Concentraciones en las que los organizadores se preocupaban de conocer a sus asistentes, de hacerles sentir parte de su familia… de alguna manera, a las concentraciones se les podría aplicar el mismo principio que a las carreras del Mundial de Velocidad, ahora son como son… antes podías pasear por el paddock, hacerte fotos con los pilotos, respirar el olor del aceite de ricino… Sin duda ahora tienen mucho más glamour… para ellos. Yo me apeé hace un par de años.Mineros 2015 85

Concentraciones como la de Mineros no son aptas para todos los públicos; el sábado por la noche, cuando me dirigía al restaurante de la concentración poco antes de la cena, me topé con un pequeño grupo de ¿moteros?. Uno de ellos se puso a quemar rueda delante de su grupo de amigos. Yo tenía que cruzar la carretera en la que él se ocupaba con total dedicación a arruinar el neumático y el motor de su deportiva. No quería comerme el humo que estaba levantando y aún menos, pasar por delante de un descerebrado que al más mínimo error podría causar una tragedia, por lo que me esperé.

Cuando terminó su “exhibición”, crucé por delante de él con total indiferencia hacia el lugar donde se encontraban el grueso de asistentes esperando para cenar y a quienes la exhibición del susodicho no les había hecho ni pestañear. Detrás de mí oí el siguiente comentario: –“Pues si no les gusta el ruido que no vengan a “las motos”. Evidentemente, era incapaz de comprender que al 99% de los que allí estaban lo que les gustaba eran las motos, y no el ruido.Mineros 2015 84

Por ello, si se forma parte de esa minoría que no tiene ni la más mínima idea de lo que ocurre dentro de un motor cuando cortas encendido, que tiene poco aprecio por su vida y menos aún, por la de los demás, es mucho mejor que no asista a Mineros, no es su sitio, no triunfará, sufrirá la mayor de las indiferencias por parte del resto de asistentes.

Lo anterior, es un simple ejemplo de esas cosas que hacen grandes a una concentración, la inmensa mayoría de sus asistentes va allí porque ama las motos, y se alegran de poder volver a ver y hablar con viejos amigos, y hoy, muchos años después de hacer kilómetros y asistir a concentraciones, siguen haciendo nuevos amigos… sin necesidad de “pintar la mona”, de hacer ruido innecesario, de castigar su querida moto de manera gratuita.Mineros 2015 83

Concentraciones para motoristas, cada día más necesarias en un panorama que empieza a contar cada vez más con concentraciones en la que lo importante es ver “quién la tiene más grande”, quién hace más ruido, quién sobresale más del resto, quien hace la gilipollez más gorda…

Por supuesto que Mineros cuenta con todas esas cosas medibles que tienen el resto de concentraciones, y por los 25 € que costaba la inscripción tenías derecho a la bolsa de bienvenida con camiseta y pin conmemorativo, acceso a la piscina todo el fin de semana, consumiciones en las rutas barítima y turística, sardinada el viernes, cena del sábado, desayuno y almuerzo del domingo, zona de acampada, conciertos, exhibición de pilotaje y sorteo de regalos… me da igual que a algunos esto les pueda parecer caro o barato, porque como dijo Quevedo “Es de necios confundir valor con precio”, y el verdadero valor de esta concentración está en su gente.Mineros 2015 82

Una gente (la organización), que hoy, más de 20 años después de empezar a organizar su concentración, ya está pensando en como mejorar la del año que viene con la misma ilusión que el primer día, en como sustituir ese maravilloso emplazamiento que se ha dejado morir, como es la Dehesa Boyal, por uno más cercano a la ciudad y que impida que los motoristas caigan como moscas en la trampa que la Guardia Civil les tiende el viernes y el sábado por la noche cuando regresan a Puertollano.Mineros 2015 81

Una gente (los asistentes), verdaderos amantes de la moto y del moto turismo, con la que siempre vas a encontrar un buen tema de conversación, con la que vas a disfrutar de cada trago de cerveza y que le van a dar a la concentración ese ambiente de “clásica” que tan bien le sienta.Mineros 2015 80

Con estos ingredientes, puedes estar seguro de que disfrutarás el fin de semana, asistiendo a las actividades programadas u organizándote tú tus propias actividades. En lo que a mi respecta, el viernes fue día de darle a la “húmeda” sin salir del recinto; el sábado, junto a miembros del Carretera y Manta, de Moto Turismo Manchego y de Mineros, nos organizamos nuestra propia ruta barítima, y es que Puertollano da mucho de sí a la hora de tapear. Evidentemente, cuando llegó la hora de la ruta barítima “oficial”, unos cuantos disfrutábamos de una siesta que no estaba incluida en el programa, pero que de igual forma valía su peso en oro. Por la noche, tras la cena, a disfrutar de los conciertos. Estos estuvieron muy bien, y hubiesen estado mejor de haber cambiado el orden de las actuaciones…Mineros 2015 79

A diferencia de un concierto a la vieja usanza, en que primero actúan los teloneros y al final el mejor grupo del cartel, alguien debería darse cuenta de que una concentración de motos es eso, una concentración de motos, y que salvo rarísimas excepciones (Faro), la gente no acude a estas por los conciertos y que estos son una atracción más del fin de semana, por lo que el mejor grupo (o casi), debería de actuar al principio, para animar a la gente, para llevarla al escenario, para impedir que se vayan… o para permitir que se vayan a dormir a una hora razonable si el cuerpo se lo pide porque al día siguiente tiene que volver a hacer una pila de Km. en moto…Mineros 2015 78

Lo mejor de una buena concentración es que habrá llegado a ser buena porque sus responsables se empeñan año tras año en mejorarla, en pulir detalles. El domingo por la mañana, en la ruta turística y tras la exhibición de los chavales de la Escuela Lorenzo Competición, cuando la caravana de motos hizo parada en la sede del Moto Club Mineros, que no conocía, y mientras algunos de sus miembros me la enseñaban, hablábamos de estos temas y pude ver en sus ojos la llama, la ilusión del júnior que empieza y tiene todas las ganas del mundo de hacerlo bien… después de más de 20 años…Mineros 2015 77

Me ha gustado la concentración de este año, me ha gustado como me gustaron en su momento las primeras ediciones, y visto y oído lo que tienen en la cabeza sus organizadores, a poco que se les de bien el tema, el año que viene va a estar mucho mejor, por lo que si nada lo remedia, allí nos volveremos a ver. El valor que tiene esta concentración, no tiene precio.

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.




Más en Rutas, KDDs y Concentraciones
XXII Concentración de Góis. Única en su género

Siempre he dicho que las concentraciones, como los GGPP, KDD´s y demás, han de ser simples excusas para lo que...

Cerrar