Motorclan


Prueba Toyota BJ 45 vs Toyota Tundra

Escrito por el 01/09/2012 en Pruebas 4x4

Toyota Tundra y Toyota BJ45 08

Abuela y nieta salen a pasear

En Julio de 1950 los fabricantes de vehículos a motor japoneses recibieron un pedido de 1320 camiones para el Ejército norteamericano establecido en Corea. La entrega debería realizarse de inmediato… Toyota presentó su modelo “S B” y consiguió firmar la producción de 1000 unidades de estos pequeños camiones.

La abuela

De esta forma nacía, en 1951 el modelo “BJ”, también conocido como Toyota Jeep, el primer automóvil Toyota con capacidad todo terreno y cuatro ruedas motrices. El vehículo se inspiraba totalmente en el Jeep-Willys norteamericano (el vehículo de las fuerzas de ocupación), aunque con una mayor distancia entre ejes y un motor de seis cilindros, mucho más potente, basado en un antiguo diseño de Chevrolet.

La buena aceptación del modelo “BJ” y su probada fiabilidad animaron enormemente a sus creadores para desarrollar y mejorar este diseño que en 1954 recibió definitivamente el nombre de “Land Cruiser” (Crucero de tierra).

Toyota BJ 45 02

Aprovechando su creciente imagen de calidad y fiabilidad, Toyota lanzó en 1955 la serie 25 (la primera de la saga) y al año siguiente una campaña de ventas del Land Cruiser por todo el mundo. En 1957 tras introducirse en los mercados de África, el Land Cruiser representa el 60% de las exportaciones de Toyota, y el 38% del total de exportaciones de vehículos japoneses.

A pesar del razonable éxito de los primeros automóviles de la serie 25/28, el definitivo despegue comercial y de público se produce con la introducción en el mercado a lo largo de 1960 de un modelo extraordinario en tecnología, muy versátil y de inolvidable diseño, el Land Cruiser Serie 40, que estuvo en catálogo durante 24 largos años, con numerosas modificaciones, mejoras y variantes. De hecho, hoy día se fabrica en Brasil una versión actualizada para abastecer el mercado local con el nombre de Bandeirante (modelos OJ40/45).

Dentro de las actualizaciones que la serie 40 recibió a lo largo de su dilatada existencia destaca la incorporación del motor diesel durante el año 1974, en plena crisis del petróleo. El motor B era un 4 cilindros en línea de 2977 c.c. que ofrecía 85 CV. a 3.600 rpm. En los años siguientes, este motor fue mejorado, desarrollándose el 2B (3168 c.c., 93 CV), y en 1980 hacia el más conocido 3B (3431 c.c., 99 CV y 226 Nm), del cual llegaron (y todavía ruedan) algunas unidades a nuestro país, como la que hoy nos ocupa, matriculada en enero de 1982.

Y la nieta

La Toyota Tundra es una Pick-up creada por Toyota en el 2000 y sucesora de la Toyota T100. Está orientada completamente para el mercado Americano, donde fue la Pick-up del año en el 2000 y en el 2008. Actualmente se fabrica en San Antonio, Texas, desde el 2008.

El modelo que hoy nos ocupa es de la segunda generación. Introducida en el Chicago Auto Show de 2006, posee partes derivadas de la Toyota Tacoma y del concepto “FTX” de Toyota presentado en el 2004. Lanzada oficialmente a la venta en febrero de 2007, estaba disponible en 31 configuraciones (3 tamaños de maletero, 3 tipos de cabinas, 4 tipos de tracciones y dos transmisiones), aunque en 2008 se lanzan al mercado 13 versiones más, lo que amplía la oferta hasta las 44 variantes.

Toyota Tundra 02

Para esta segunda generación se introdujo un nuevo motor, el 3UR-FE un 5.7L DOHC V8 i-FORCE, 32 válvulas (el que hoy probamos), con Regulación Variable Dual Independiente de Válvulas Inteligente (VVT-i), bloque y culatas de aluminio, sistema de inducción acústicamente controlado (ACIS), relación de compresión 10.2:1, que entrega la nada despreciable cantidad de 386 CV a 5600 rpm y un espectacular par motor de 585 Nm. a 3600 rpm.

Viene equipada con control de estabilidad (VSC), control de tracción (TRAC), ABS, EBD y asistencia de frenado (BA) y lo que Toyota denomina un diferencial de deslizamiento limitado automático (Auto LSD), en el eje trasero que funciona utilizando los frenos para frenar la rueda que desliza, simulando la acción de un LSD mecánico. Todos estos sistemas, además de la firme suspensión, le permiten circular por carretera con unos niveles de seguridad muy elevados, pero lo mejor de todo, es poderlos desconectar cuando circulamos por campo y evitar, si así lo deseamos, que el sistema sea demasiado intrusivo en la conducción. No obstante hay que decir, que con el caVallaje que maneja semejante aparato, son pocas las veces en que sobra el control de tracción.

De paseo

Gracias a Carlos Acosta, propietario de CSA Preparaciones 2000, que nos cedió el BJ 45 de su propiedad y nos consiguió la Tundra, propiedad del Puerto de Navacerrada y Ski Market, pudimos salir a realizar este paseo con las que son la más antigua y más moderna pick-up de Toyota.

Toyota BJ 45 25

En principio Carlos me ofreció llevar la Tundra, ofrecimiento que amablemente rechacé a cambio de poder llevar la veterana, pero perfectamente mantenida BJ 45. Con su cambio de 4 marchas, pareciera en principio que no se iba a poder hacer nada con ella, nada más lejos de la realidad, y unas tres primeras relaciones cortas unidos a sus casi 100 CV percherones, le permiten moverse con mucha soltura en cualquier circunstancia campestre, ayudada para ello por su generosa distancia mínima al suelo. En cortas y utilizando muy poco de inercia, por carecer de bloqueos en los ejes, es capaz de pasar por cualquier sitio y rodando por pistas, de lo único que nos tenemos que olvidar es de volver a casa con la espalda y los empastes en su sitio, pues aquí sí, por encima de todos los demás parámetros, es donde se nota la mayor diferencia, y las ballestas traseras se ocuparán de recordarnos a cada bache lo que han mejorado las suspensiones estos últimos 30 años.

Circulando por carretera y gracias a su cuarta velocidad, es capaz de mantener cruceros de alrededor de 100 Km./h. sin problemas, lo que unido a su ya mencionado buen comportamiento en campo, deja claro el porqué todavía es un vehículo que se sigue utilizando sin descanso en muchos países de África, su robustez, bajo mantenimiento y capacidad off road, la siguen manteniendo vigente.

Con la Tundra, los primeros metros al volante sirven para darnos cuenta del imponente par que entrega este motor, en el que las reductoras prácticamente están relegadas a situaciones de carga extremas o a la necesidad de pasar especialmente despacio por algún sitio. El cambio automático funciona con extrema suavidad, pudiendo si lo necesitamos, seleccionar cualquier marcha intermedia de las seis que tiene, la cual llegará hasta el corte de encendido si no cambiamos manualmente.

Toyota Tundra 27

La suspensión durante la prueba se mostró dura (y aquí quiero decir sencillamente dura, no tabla como en el caso de la BJ), aunque hay que tener en cuenta que la caja iba vacía, y que con los 300-500 Kg. de dos personas más y el correspondiente equipaje para un raid o travesía, la comodidad debe de mejorar muchos enteros, en cualquier caso lo que si se mostró es muy efectiva, pudiendo mantener velocidades muy elevadas en pistas rotas y con profundas roderas sin llegar en ningún momento a hacer topes de suspensión.

En carretera es como una berlina de lujo, la comodidad, ergonomía, el doble climatizador… aquí también se ve que han ido pasando los años.

Sin duda, si tuviera que viajar, está claro que elegiría la Tundra, pero soy capaz de imaginarme viviendo en algún pequeño pueblo de algún país africano, en cuyo caso, toda la electrónica de la que viene cargada la nieta dudo que me sirviera para mucho, entre otras cosas porque nadie allí va a saber mantenerla o repararla, por lo que la abuela, es más que posible que fuera capaz de salir de algunos atolladeros que se le atragantarían a la imponente nieta.

En cualquier caso, la gozada ha sido poder juntarlas y poder ver como hoy, más de 60 años después de su nacimiento, aquel camión que Toyota se tuvo que inventar para abastecer al ejército americano sigue siendo válido, sea en forma de una BJ 45 de primeros de los 80, o de una Tundra de finales de los 2000. ¿se nota que me gustan las Pick Up?.

 

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook




Más en Pruebas 4x4
Prueba Mercedes G 280 CDI Edition Pur

Evolución involutiva Para celebrar el 30 aniversario de su serie G Mercedes ha creado esta edición limitada, en la que...

Cerrar