Motorclan


¿NOS PODEMOS QUEJAR YA?

Escrito por el 06/04/2020 en Opinión

Solo el valor, la capacidad, la preparación y el pundonor de nuestros médicos, sanitarios, policías locales, autonómicos y nacionales, Guardia Civil, Ejercito y todos aquellos profesionales que han tenido que seguir dando el callo, sin apenas protección ni garantías de ningún tipo, han conseguido que esta crisis no fuese aún mucho más grave de lo que ya lo ha sido. Foto: Pedro Armestre (El Pais)

Dicen los acólitos del nuevo sistema pseudo comunista que rige en España, que criticar actualmente al Gobierno por su actuación durante la crisis del coronavirus que nos asola, es anti solidario, oportunista, misógino, fascista (esto no podía faltar, of course), y no sé cuantas cosas más.

Para justificar su enfado, ante el pavor que siente la sociedad por la flagrante ineptitud e incompetencia del ejecutivo, tiran de “El Manual del Buen Republicano progre”, que indica claramente cuáles son las frases a emplear:

– No se podía saber

– El PP lo habría hecho peor

– Ningún país estaba preparado para esto

– Todos los políticos son iguales

– La culpa es de los recortes del PP

Y algunas más que quedan claramente reflejadas en la siguiente imagen, que muestra el discurso típico del militante cuyo cerebro ha sido abducido, cuando trata de justificar lo injustificable.

La gestión que de esta pandemia está haciendo el gobierno de nuestra nación nos ha traído la muerte de miles de personas, que se podía haber evitado, simplemente, poniendo la vida de la gente por delante de los intereses partidistas de la coalición que hoy nos gobierna.

Solo algunos datos, ellos tenían muchos más.

Para escribir este artículo me he basado única y exclusivamente en los datos proporcionados por el Ministerio de Sanidad, así como en los proporcionados por el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins (JHU CSSE), que es, desde los primeros momentos de la crisis, la fuente más fiable a nivel mundial.

Para tomar decisiones, hay que manejar datos, y estos que expongo a continuación, son solo unos pocos de los indicadores que, desde el primer momento, le llegaron al Gobierno de Pedro Sánchez, y que se supone utilizaron, para gestionar esta crisis como están haciendo:

–  El pasado 23 de enero, el gobierno de China declaró el cierre a cal y canto de la provincia de Wuhan. Mal lo tuvieron que ver los chinos para tomar una decisión como esta.

– El 30 de enero La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaraba la situación de emergencia internacional por el brote del coronavirus surgido en China.

– Desde el 1 de febrero, en Italia, suspenden los vuelos directos con China y se realizan exhaustivos controles en los aeropuertos.

– El Ministro Pedro Duque en una reciente comparecencia, reconocía: “Los investigadores españoles se pusieron a trabajar de forma intensa en cuanto se conoció esta enfermedad durante el mes de enero… “

– En Corea del Sur el día 21 de febrero, con solo 200 casos detectados y dos muertos, las autoridades aumentaron las medidas de distanciamiento social y aislaron algunas zonas de Daegu, donde se produjo un importante contagio comunitario en una secta religiosa. El 3 de marzo detectaron más de 800 casos nuevos, pero tres días después fueron la mitad y a la semana apenas 160. En cinco semanas, Corea fue capaz de contener un brote incipiente: no ha llegado a superar los 10.000 casos confirmados, aunque los protocolos de prueba y rastreo son muy exigentes… no como en España

– El 23 de febrero, en Italia se cancelaba prematuramente el Carnaval de Venecia.

– La maratón de Tokio (Japón), calendada para el 1 de marzo se restringió a los atletas profesionales y de las 38000 personas que se esperaban, solo participaron 206.

– El 29 de febrero, La Organización Mundial de la Salud (OMS) eleva a “muy alto” el riesgo de transmisión del coronavirus.

Algunas otras medidas, tomadas por diferentes países, y anunciados en los medios de comunicación (el gobierno las conocía desde antes), el día 1 de marzo:

– En Italia, 11 localidades eran completamente aisladas y estaba terminantemente prohibida su entrada.

– En Ecuador, donde el 29 de febrero se confirmaba el primer caso de coronavirus, las autoridades decidían suspender la celebración de eventos masivos en dos ciudades del suroeste del país y hacían un llamamiento a la responsabilidad de los ciudadanos y a “reforzar las medidas de precaución”.

– En Francia también se anunciaba que quedaban prohibidos los actos de más de 5.000 personas. Acontecimientos como la maratón de París, prevista para el 5 de abril, o la exposición inmobiliaria MIPIM de Canes y el Carnaval Veneciano de Annecy, también se cancelaban.

– En Suiza, el gobierno también declaraba “situación particular”, de acuerdo con la ley de epidemias del país, por lo que decretaba la prohibición de eventos públicos en los que se previera la asistencia de mínimo 1.000 personas hasta, al menos, el 15 de marzo.

– El gobierno de Arabia Saudí prohibía la entrada de turistas extranjeros a La Meca.

– El Vaticano anunciaba la limitación de los encuentros multitudinarios.

Una pésima gestión nos está llevando a batir todos los récords del mundo de cifras negativas

Poco después, el día 4 de marzo, podíamos leer en la prensa las siguientes noticias:

– Las autoridades europeas pedían aplazar, ante la alerta por coronavirus, el viaje a Bruselas que tenía previsto realizar esa semana el alcalde de la capital de España, José Luis Martínez Almeida, para presentar el plan antipolución Madrid 360. Fuentes del Ayuntamiento explicaban que “las autoridades europeas han considerado que es mejor posponer” el viaje, que iba a desarrollarse entre el jueves y el sábado, día 7 de marzo.

– Los organizadores de la Feria de Hannóver (Alemania), la mayor feria mundial de tecnología industrial, que debía celebrarse entre el 20 y el 24 de abril, comunicaban su aplazamiento a la tercera semana de julio debido al coronavirus.

– La Liga de Baloncesto de África (BAL), anunciaba que se retrasaba el inicio de la temporada inaugural de esta competición continental, previsto para el próximo 13 de marzo en Dakar, debido a la epidemia de coronavirus que aún no les había llegado.

– La ministra de Educación italiana, anunciaba el cierre de escuelas y universidades en toda Italia hasta el 15 de marzo. El cierre de los colegios y universidades estaba en vigor desde hacía 13 días en las regiones de Emilia Romaña, Lombardía y Véneto.

– Ni saludarse con besos ni darse la mano, eran algunas de las recomendaciones que el comité científico creado en Italia para luchar contra la expansión del coronavirus, enviaba al Gobierno para tratar de frenar los contagios. Se pedía también evitar los lugares muy concurridos y se establecía una “distancia de seguridad” de al menos un metro entre las personas en cualquier situación.

– Se superaban la decena de eventos con profesionales médicos que se iban a celebrar en marzo y que se suspendían a causa del coronavirus, como el que anualmente hace la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) o el Salón Internacional de Equipos, Productos y Servicios Dentales (Expodental).

Israel imponía cuarentena a los viajeros que proviniesen de España.

En España ya se tenía pleno conocimiento de lo que se nos venía encima, y se empezaban a tomar medidas por parte de instituciones o comunidades, aún sin la “aprobación” del Gobierno:

– El Arzobispado de Madrid recomendaba, “para prevenir contagios por coronavirus”, no besar la talla de Jesús de Medinaceli en la visita que realizarían los fieles el día 6, como es tradición cada primer viernes de marzo.

– La consejera de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Ana Barceló, aseguraba que la decisión de que el partido correspondiente a los octavos de final de la Liga de Campeones entre el Valencia y el Atalanta, se disputase a puerta cerrada en Mestalla era “definitiva e irrevocable”.

La falta de sentido común de algunos miembros de nuestro gobierno, como Irene Montero, llegó hasta el extremo de acudir a la manifestación del 8M con síntomas de coronavirus, estornudando a la gente en la cara, como se puede ver y oír en el siguiente vídeo

El 5 de marzo, nos seguía llegando un aluvión de noticias de las medidas que se estaban tomando en el mundo.

– En Marruecos, la Federación Real Marroquí de Fútbol anunciaba que desde ese jueves, todos los partidos de fútbol “de todas las competiciones y categorías” se disputarían a puerta cerrada y sin público, ante el riesgo que suponía el coronavirus, aunque en esas fechas solo se había detectado un caso de contagio. En el ámbito deportivo, también se habían anulado un campeonato de judo previsto para el fin de semana del 7 y 8 de marzo y el aplazamiento sin fecha de la Vuelta Ciclista a Marruecos.

– Según el doctor Bruce Aylward, jefe del equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), experto en la lucha contra el ébola y otras emergencias sanitarias mundiales, que había visitado recientemente China para evaluar la respuesta del país al virus. En una entrevista con ‘The New York Times’, consideraba que “el contraataque de China” al coronavirus podía replicarse, “pero requerirá rapidez, dinero, imaginación y coraje político”… Prefiero no comentar, todavía…

Grecia, afectada por diez casos del coronavirus, prohibía este jueves cualquier reunión pública en tres regiones del oeste del país. La Organización Nacional de Salud Pública (EODY) anunciaba el cierre de escuelas, universidades y “la suspensión de cualquier reunión masiva”.

– La empresa organizadora del World ATM Congress 2020 decidía cancelar el evento, que iba a tener lugar en el recinto ferial Ifema de Madrid del 10 al 12 de marzo, siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

– El gobierno de Marruecos emitía una circular de carácter urgente con medidas para frenar el coronavirus, que incluían la prohibición de toda reunión que supere los 1.000 participantes. Igualmente, se prohibían todos los foros con participación de personas “llegadas del extranjero”, incluyendo aquí a las manifestaciones deportivas y culturales. En el caso de encuentros deportivos, podrán participar equipos extranjeros pero siempre que se celebren a puerta cerrada.

– El Consejo Federal de Suiza prohibía hasta el 15 de marzo la celebración de todo evento público o privado de más de 1.000 asistentes y pedía a los organizadores de eventos de menos de 1.000 asistentes que evaluasen los riesgos.

– En Italia se anulaba el Maratón de Roma

– El presidente francés, Emmanuel Macron, aseguraba que Francia iba hacia una “epidemia inexorable” tras el aumento de casos, que ese jueves llegaba a los 423.

– El comité organizador del XII Congreso Europeo de Cáncer de Mama que se tenía que celebrar en Barcelona el 18 de marzo, decidía posponer este encuentro médico hasta el próximo 30 de septiembre, debido al coronavirus.

Las noticias a nivel mundial se siguen sucediendo, y así, el 6 de marzo, podemos leer que:

– El Gobierno de Suiza, país que el jueves 5 confirmaba su primer fallecimiento a causa del Covid-19, anunciaba que su ejército brindaría apoyo a los hospitales civiles para hacer frente a la epidemia.

– Ya hay más de 100.000 contagiados a nivel mundial.

La UE declara que espera un repunte de casos en los próximos días.

– Hay coronavirus para rato. Los expertos alertan que una epidemia global y larga es un escenario posible. Los nuevos fármacos tardarán meses: los focos se combaten con distanciamiento social.

Mirando el mapa de las manifestaciones convocadas para el 8M es muy fácil confundirlo con el mapa de contagios en España

La gravedad del problema ya no admite matices, dadas las consecuencias que el virus está provocando en todo el mundo, la práctica totalidad de gobiernos toman medidas, cada vez más drásticas, para promover un distanciamiento social de la población, algo que ya se ha demostrado, está dando los mejores resultados allí donde se aplica. Las noticias siguen llegando de todos los rincones el mundo, estas del 7 de marzo:

– El Departamento de Protección Civil y Gestión de Emergencias de Islandia ha declarado este viernes el estado de emergencia después de aumentar el balance de afectados por el coronavirus al detectar dos personas que lo han contraído dentro del país. Islandia ha confirmado seis nuevos casos de coronavirus, por lo que han ascendido a 43 los casos confirmados.

Rusia adoptaba medidas preventivas sin parangón en un intento de blindarse ante el COVID-19, que incluían cuarentenas masivas, controles sanitarios en transporte y escuelas, así como la anulación de grandes eventos económicos, como el Foro Económico Internacional de San Petersburgo, la cita empresarial más importante de este país.  En Rusia, con una población de casi 145 millones de personas, hasta ese momento habían sido registrados 10 casos de la enfermedad originada en China.

Y en España ¿Qué?

El continuo engaño del Gobierno desde los primeros momentos, ha seguido una espiral ascendente que no ha dejado de crecer hasta la celebración de las marchas del 8M en España. Esta espiral, como la curva del coronavirus que se quiere aplanar, está actualmente en lo alto de una meseta en la que cada día nos intentan manipular, en la que a cada intervención del Presidente del Gobierno, de sus ministros o de Fernando Simón, nos cuentan más medias verdades, imprecisiones o mentiras puras y duras.

En el siguiente vídeo, a Fernándo Simón le da la risa cuando se está refiriendo a la edad de algunos de los fallecidos

Con todos los datos mundiales enumerados anteriormente, esta ha sido la actuación del Gobierno de nuestra nación:

– El 31 de enero tenemos el primer positivo por coronavirus en La Gomera.

– El 27 de febrero, Fernando Simón (Director del Centro de Coordinación y Emergencias Sanitarias), sube el nivel de riesgo de contagio de bajo a moderado.

– El 1 de marzo, la tibieza del gobierno de nuestro país, quedaba reflejada en las palabras del Ministro de Sanidad, que declaraba ” …dejar la puerta abierta a una posible cancelación de eventos masivos, sobre todo en casos “particulares”, como la vuelta de los octavos de final de la Champions League que disputaría el Valencia contra el Atalanta el 10 de marzo, la eliminatoria de Europa League entre Sevilla y Roma el 12; o el partido entre Getafe e Inter de Milán el 19″. Teníamos ya 84 contagios y 1 muerto.

– El 4 de marzo, cuando España ya contaba con 228 contagiados y 3 muertos, el Ministro de Sanidad de nuestro país, Salvador Illa, anunciaba dos medidas adicionales ante el coronavirus, una de las cuales fue la de aconsejar que se cancelasen todos los congresos, seminarios y encuentros en los que participaran profesionales sanitarios porque, dijo: “necesitamos que estén en perfectas condiciones y lo máximo disponibles posible en los próximos días”… Eran perfectamente conscientes de lo que nos llegaba, de que lo teníamos encima y de que no se iba a poder parar, así como así.

En este vídeo podemos ver una más de las clásicas intervenciones de los gestores de la crisis, un continuo no sabe, no contesta, respuestas vagas, y todo ello, con censura a los medios decidiendo que pueden preguntar y que no

– El 6 de marzo, la Consejería de Sanidad activa un séptimo laboratorio para la realización de pruebas en el Hospital Príncipe de Asturias. La Comunidad de Madrid confirmaba un total de 137 casos de coronavirus en la región (pasando de 89 a 137).

– El mismo 6 de marzo, con 345 contagiados y 5 muertos, España se sitúa como el cuarto país con más contagios.

– La Comunidad de Madrid firmaba una resolución donde se acordaba cerrar los 213 centros de gente mayor (hogares y clubes), para evitar nuevos contagios del coronavirus.

– Solo en Cataluña, hay ya un centenar de trabajadores sanitarios (desde médicos a auxiliares y personal no médico), en cuarentena, según Salud.

– La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid decidía ese mismo viernes 6 suspender por un mes las prácticas de estudiantes universitarios y de formación profesional en cualquier centro sanitario ubicado en la región.

– Interior recomienda por escrito a los policías protegerse con mascarillas que, curiosamente, se niega a enviarles…

23 de marzo, el gobierno subvenciona con 15 millones de € a la UTECA (Unión de Televisiones Comerciales)… no sea que vayan a contar lo que saben…

Conociendo de primera mano la evolución del virus en todo el mundo, las medidas de distanciamiento social e incluso cuarentenas, que muchos países del mundo estaban tomando para luchar contra el virus, habiéndonos convertido en uno de los países con más casos del mundo,… en nuestro país, los miembros del gobierno, arengaban a la gente a asistir a una manifestación feminista, la del 8M, cuyas cifras de participación de 2019 y que ellos conocían, fueron las siguientes: Entre 350.000 y 375.000 personas en Madrid y 220.000 en Valencia, según las delegaciones del Gobierno; la Guardia Urbana de Barcelona estimaba en 200.000 los participantes; en Sevilla participaron 50.000 personas, según la Policía; entre 30.000 y 50.000 personas en Bilbao;…  Enviaron a los españoles a “SU” manifestación y no prohibieron el resto de actos que había convocados para aquel día, aún a sabiendas de que muchos de ellos morirían, como las cifras de contagios y evolución en nuestro país, se han ocupado de demostrar posteriormente.

Con estos datos el 6 de marzo, no hacía falta ser Nostradamus para saber lo que se nos venía encima, sin embargo, el Gobierno prefirió enviar a la gente al matadero con tal de celebrar su manifestación

Si a estas alturas a alguien le queda la más mínima duda de que el Presidente del Gobierno, y buena parte de sus ministros, entre otros, han cometido un delito de prevaricación, es únicamente porque no saben el significado de dicha palabra: La prevaricación, es un delito que consiste en que una autoridad, juez u otro servidor público dicta una resolución arbitraria en un asunto administrativo o judicial a sabiendas de que dicha resolución es injusta y contraria a la ley.

A este respecto, la sentencia 79/2012 del Tribunal Supremo de fecha 9 de febrero, decía: “hemos expuesto y reiterado nuestra interpretación del delito de la prevaricación con detallada exposición de los supuestos en los que ha sido subsumida la tipicidad de la prevaricación, destacando como la esencia de la misma no es la contradicción al Derecho, sino la arbitrariedad en el ejercicio de la función jurisdiccional, el abuso de la función, en definitiva, la infracción del deber”

Artículo 404 del Código Penal español vigente:

«A la autoridad o funcionario público que, a sabiendas de su injusticia, dictare una resolución arbitraria en un asunto administrativo se le castigará con la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público y para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo por tiempo de nueve a quince años»

A sus acciones, tampoco creo que les quede muy lejos el delito de Lesa Humanidad: “Se considera crímenes de lesa humanidad (o contra la humanidad), a aquellos delitos especialmente atroces y de carácter inhumano, que forman parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil, cometidos para aplicar las políticas de un Estado o una organización”.

Sabían a donde mandaban a la gente, sin embargo, los días previos, esta era la actitud de los miembros de nuestro gobierno:

En el siguiente vídeo, Carmen Calvo, afirma que a las mujeres “les va la vida” si no acudían a la manifestación del 8M, y tenía razón, muchas de ellas la han perdido por hacerla caso

El 11 de marzo, Fernando Simón, aseguró que la manifestación feminista convocada en Madrid no fue cancelada y se pudo celebrar porque el aumento de casos de coronavirus en esta comunidad autónoma “no se observó hasta el lunes por la mañana”. Ese mismo lunes, la autoridades sanitarias informaron de que toda la región se declaraba zona de riesgo de contagio del virus, mientras que un día antes, el domingo 8M, solo existían algunos “focos” …

¿A donde hemos llegado?. Realmente, a donde nos han llevado

Las cifras de los últimos días nos indican que estamos batiendo los siguientes “récords”:

2 de abril: Madrid se convierte en la ciudad del mundo con más muertes provocadas por el coronavirus superando a todas las víctimas mortales de china, un país con 1500 millones de habitantes

– 2 de abril: España, con 157 casos confirmados por cada 100000 habitantes, tiene la cuarta mayor tasa de infectados por país del Mundo, y eso sin hacer prácticamente test de contagio.

– 3 de abril: Superamos a Italia en número de contagiados

– 6 de abril: Nos convertimos en el país del mundo con más muertos por millón de habitantes

En unos cuantos días, superaremos también a Italia en la cifra total de fallecidos.

España es el país con más profesionales sanitarios contagiados (más de 13.000), y vive una crisis de abastecimiento, tanto por falta de material como por los problemas logísticos que empiezan a surgir con los proveedores de China, el fabricante sanitario más relevante del mundo.

Estos son los datos que el Ministerio de Sanidad tenía el 7 de marzo, pero prefirieron dejar que la gente acudiese a cientos de focos de infección al día siguiente

Pero la pregunta que hay que hacerse es ¿cuanto de mal lo ha hecho el gobierno de España?. Podríamos, y de hecho deberíamos, compararnos con los países que mejor lo han hecho. Somos el “primer mundo”, una potencia mundial, tenemos una de las sanidades mejores de todo el mundo… nuestra gestión debería, sin duda alguna, compararse a la de los países que mejor han combatido (están combatiendo), esta crisis, como China, Corea del Sur, Alemania y otros.

Pero para “no hacer sangre”, vamos a ser benévolos y vamos a comparar nuestra gestión con la de los países que peor lo han hecho, países en los que sus gobiernos han puesto por delante la economía que la vida de sus ciudadanos, países cuyos dirigentes, se han tomado el Covid-19 a broma hasta demasiado tarde, como han sido los casos de Italia (república de centro-izquierda), Brasil (república de extrema derecha) o Estados Unidos (República Federal conservadora), claros ejemplos de pésima gestión de la pandemia que se nos venía encima.

En el siguiente vídeo, oímos un “no se besa”, sabían que habían llevado a la población a la boca del lobo

Pues bien, aún comparándonos con ellos, las tozudas cifras siguen indicando un claro desenlace, que el gobierno español ha obtenido una gran cagada de la gestión de esta crisis, quiero recordar lo que la RAE define como cagada, en su segunda acepción: “Resultado muy insatisfactorio de algo, en relación con lo que se pretende o se espera”.

Cuando esta crisis termine, podremos ver que solo los Estados Unidos, con 330 millones de personas (frente a los 46 millones de España), tendrá una cifra de muertos superior a la nuestra, en números totales, porque en cifras porcentuales, vamos a pasar a la historia como el claro ejemplo de cómo no hay que hacer las cosas en una situación como la que estamos viviendo.

No es una cuestión de izquierdas-derechas, monarquías-repúblicas, dictaduras-democracias, comunismo-capitalismo, es una simple cuestión de impericia e incapacidad para gestionar una situación y los datos de que se disponen, regada con grandes dosis de manipulación de las mujeres y ese falso feminismo al que tanto recurren y que tan buenos réditos políticos les está dando (al menos hasta ahora). 

Marketing y borrado de huellas

En el ejecutivo saben que la han cagado desde el primer momento, es posible que hasta el 8M no pensasen que tanto, pero desde ese mismo día las evidencias han sido atroces, y buena prueba de ello ha sido el “borrado de huellas” que muchos de sus líderes hicieron horas/días después del 8M, eliminando de sus redes sociales los mensajes en los que arengaban a la masa a participar en las manifestaciones del 8M, como ejemplo estos “twit” de nuestra Ministra de Igualdad, Irene Montero, que ya no se pueden encontrar en su perfil.

Los continuos mensajes de los diferentes miembros del gobierno y de los partidos que lo forman, aduciendo a que “están orgullosos de haber actuado con rapidez”, “siempre han seguido las indicaciones de los científicos”, “han actuado de acuerdo a las recomendaciones de la OMS y las autoridades sanitarias”, “están haciendo todo lo posible” y un largo etc. no son más que mentiras que, a fuerza de repetirlas, quieren que ahonden en la mentalidad colectiva de la gente, pero las cifras, que no entienden de colores políticos, de intentos de manipulación, dicen con meridiana claridad, todo lo contrario.

No quiero terminar este artículo sin un recuerdo para aquellos inconscientes que quieren un mundo sin vacunas: Aquí tienen un mundo sin UNA vacuna.

En el momento de publicar esto, 13.000 personas han muerto, muchas de ellas por culpa de una gestión pésima de quién rige este país, por ello ¿Se puede criticar ya al gobierno?

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.




Más en Opinión
El Motarate

Las “razas” o grupos de motoristas que pueblan nuestras carreteras, circuitos y concentraciones es de lo más variada. Custom, racing,...

Cerrar