Motorclan


Ruta Trail. Ávila. Por un millón de razones

Escrito por el 03/02/2018 en Rutas y viajes

Ruta Trail Avila Fiat Panda

El Fiat Panda 4×4 sigue manteniendo las buenas aptitudes off road de su antecesor.

Pocas razones hay que dar para recomendar Ávila como destino turístico, desde acercarnos un día para comernos un buen chuletón y volvernos, hasta quedarnos a vivir el abanico de posibilidades es infinito.

En esta ocasión, hemos diseñado una visita de fin de semana, en la que tengamos tiempo, tanto a conocer sus principales monumentos, como a realizar una ruta con nuestro SUV que nos permita conocer una parte de la comarca y, por supuesto, a hacer un pequeño repaso por su espectacular gastronomía.

Ruta Trail Avila Fiat Panda

Una visita medianamente completa a Ávila, bien pide un fin de semana.

La idea bien podría ser llegar a dormir a la capital, levantarnos al día siguiente para realizar la ruta con nuestro coche, estar de vuelta para darnos un buen festín, pasear por la tarde-noche por sus calles y emplear la mañana siguiente para un paseo matinal y regresar a nuestros hogares. Todo esto por supuesto, dependerá de nuestro tiempo y de la distancia que separe nuestro domicilio de la ciudad amurallada.

Ávila posee los títulos de “Ávila del Rey” (otorgado por Alfonso VII), “Ávila de los Leales” (otorgado por Alfonso VIII) y “Ávila de los Caballeros” (otorgado por Alfonso XI), todos ellos presentes en la bandera de la ciudad. Se llamó oficialmente “Ávila de los Caballeros” hasta el censo de 1877, año en que perdió esta designación y pasó a denominarse simplemente “Ávila”.

Ruta Trail Avila Fiat Panda

La espectacular muralla es la seña más característica de Ávila.

Ciudad de las tres culturas, la Jerusalén de Castilla, como la bautizó el poeta Avner Pérez, se halla situada a 1131 m de altitud, en un promontorio rocoso en la margen derecha del río Adaja (afluente del Duero), y se trata de la capital de provincia más alta de España.

Su término municipal se solapa con cuatro zonas de la Red Natura 2000, tres de ellas con la categoría de ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves), y todas ellas propuestas como LIC (Lugar de Importancia Comunitaria: Los Encinares de la Sierra de Ávila, los Encinares de los ríos Adaja y Voltoya, el Campo Azálvaro-Pinares de Peguerinos y las Riberas de la Subcuenca del Río Adaja).

El interior de la ciudad mantiene aún hoy día el trazado típico de las ciudades romanas tipo hiberna(castros estables), de contorno rectangular, con dos calles principales (cardo y decumano), que se cortan ortogonalmente en el centro, donde estaba el foro. El cardo máximo corresponde a la actual calle de Vallespín; mientras que el decumano máximo lo constituirían la calle de los Caballeros y la calle de Bracamonte. Todas ellas confluyen en el “Mercado Chico”, que fue el antiguo foro.

Ruta Trail Avila Fiat Panda

La ciudad antigua te traslada a otras épocas.

En 1884 las murallas de Ávila fueron declaradas Monumento Nacional y casi un siglo después (en 1982), la ciudad fue declarada Conjunto Histórico-Artístico. Desde 1985 la ciudad antigua de Ávila, su muralla (ciudad medieval), y las iglesias extramuros de San Vicente, San Pedro, San Andrés y San Segundo están consideradas como “Patrimonio de la Humanidad” por la Unesco. En 2007 la Unesco amplió la declaración de Patrimonio de la Humanidad a las iglesias de San José, Santo Tomás, San Martín, Santa María de la Cabeza y San Nicolás.

En Ávila, como en muchas de las ciudades medievales españolas, convivieron judíos, musulmanes y cristianos. Todos ellos dejaron su huella y forman parte de nuestro legado cultural.

Ruta Trail Avila Fiat Panda

Las vistas de la muralla no tienen desperdicio, tanto desde el interior como desde el exterior.

No seré yo quién me atreva a recomendar un recorrido determinado por la ciudad, pero como primera aproximación se podría efectuar una visita al Museo de Ávila, situado desde 1969 en La Casa de los Deanes, conocida así porque sus primeros propietarios, Cristóbal y Juan Vázquez de Medina, eran deanes de la catedral. Las colecciones del museo se estructuran en tres secciones: Arqueología, Arte Popular y Bellas Artes. El recorrido por sus salas nos permitirá conocer un palacio del siglo XVI y tener una visión de conjunto de la historia de Ávila, de su pasado vettón, de la romanización, de la presencia de musulmanes y judíos; pero también nos permitirá conocer los usos y costumbres de Ávila y su provincia.

Nosotros, realizamos las últimas fotos de Ávila desde Los Cuatro Postes, como se conoce el humilladero (pequeña ermita a las afueras de la población) de San Sebastián, conjunto constituido por cuatro monolíticas columnas dóricas unidas por un arquitrabe, que ostenta el escudo de la ciudad.

Ruta Trail Avila Fiat Panda

Los Cuatro Postes, humilladero extramuros desde donde tener alguna de las mejores vistas de la ciudad.

Se construyó en 1566, habiendo autores que defienden que se levantó donde en época romana se erigiría un pequeño templo. También hay quienes afirman que se construyó para rememorar el lugar en que Francisco de Cepeda, tío de Teresa de Jesús, encontró a la santa y a su hermano Rodrigo cuando estos huyeron para sufrir martirio en tierra de moros.

En cualquier caso, el lugar, dominando la ciudad desde poniente en la margen izquierda del río Adaja, constituye un mirador único sobre la ciudad amurallada, especialmente al atardecer, cuando el día da paso a la noche y la muralla queda iluminada artificialmente.

Ruta Trail Avila Fiat Panda

Vista de la muralla desde Los Cuatro Postes.

Saldremos por la AV-110, la carretera de Muñico, a solo 7 Km. de Ávila, pasaremos por Martieherrero y poco después, nos desviaremos a la derecha, por la AV-P-605 en dirección a Marlin; este pueblo es citado en el libro de las Moradas de Santa Teresa de Jesús, cita que se puede leer en un cuadro que se exhibe en la parroquia de San Roque de la localidad.

Seguimos por la misma carretera y antes de llegar a Bularros nos desviaremos a la derecha, cogiendo pista en dirección a Villaverde, pasaremos por su Iglesia de San Bartolomé, separada del pueblo unos 300 mts. de la que solo queda la espadaña.

Ruta Trail Avila Fiat Panda

Villaverde, uno de los pueblos tristemente abandonados de nuestro país.

Este anejo de Bularros está deshabitado desde 2013, momento hasta el cual había viviendo dos personas de avanzada edad. Consta de unas diez viviendas de piedra granítica que siguen contando con agua y luz y es un triste ejemplo más de pueblo deshabitado en el que los jóvenes emigraron a Ávila o Madrid ante las pocas expectativas y alicientes en el campo y en el ganado y los más mayores se fueron muriendo hasta llegar al estado actual, en el que solo queda una pequeña población veraniega.

Nosotros volveremos para bordear el pueblo y seguir la pista en dirección a Muñoyerro por unas largas rectas. Al llegar fotografiaremos la Iglesia, dedicada a San Cosme y San Damián y atravesaremos el pueblo, para coger una nueva pista a la izquierda al salir del pueblo y enfilar hacia Villaflor.

Ruta Trail Avila Fiat Panda

Iglesia de San Cosme y San Damián, en Muñoyerro.

El municipio destaca por su Iglesia románica del año 1545, con su retablo del mismo siglo y formado por catorce tableros, posiblemente procedente de la Escuela de Berruguete. También cabe destacar los restos de un antiguo palacio en el paraje natural de “La Gasca”, en donde podremos ver los restos de un molino que usaba el río Espinarejo para abastecerse de la fuerza para moler.

Saldremos de Villaflor en dirección noreste, enfilando hacia Santo Tomé de Zabarcos, al que no llegaremos, por desviarnos antes a la izquierda hacia Horcajuelo, en cuya entrada es posible que nos encontremos un pequeño vadeo. Allí podremos ver la iglesia dedicada a San Lorenzo Protomártir, de planta rectangular, construida con cajones de mampostería y verdugadas de ladrillo.

Saldremos del pueblo hacia el este, por una pista entre naves, y poco a poco iremos girando hacia el sur, entrando y saliendo de pastos en los que nos encontraremos vacas y cancelas que, evidentemente, habrá que dejar cerradas.

Ruta Trail Avila Fiat Panda

Avileña-Negra Ibérica, así se denomina la raza vacuna española que tan buena carne da por estas tierras.

La pista nos llevará hasta Grandes, si bien lo dejaremos a nuestras espaldas, fotografiándolo a lo lejos y pudiendo observar a la izquierda de la población la Iglesia de San Juan Degollado, construida con piedra de pizarra y la torre campanario con sillares de granito.

Dirección sur, enfilando hacia Cillan, este tramo se vuelve mucho más revirado y estrecho, pasando en ocasiones por tramos llenos de vegetación en los que el pequeño Fiat Panda 4×4 que nos acompaña en nuestra ruta de hoy, se desenvuelve con soltura y nos permite, aunque por poco, pasar entre las ramas sin rayar los laterales del coche.

Ruta Trail Avila Fiat Panda

Algunas pistas eran realmente estrechas y el Panda pasaba justito.

Los siguientes cuatro Km. seguiremos entre vallas de piedra, algunas profundas roderas que el Panda, culeando de lada a lado, se “ventila” sin problema y algún charco-vadeo que nos recuerda que ya se han dado las primeras lluvias del año y que esta apacible y sencilla pista, en temporada de lluvias tiene que ponerse de lo más divertida.

Entraremos en Cillán y rodaremos por su carretera apenas 500 mts. volviéndola a dejar por una pista ancha que sale a la derecha. De nuevo pistas entre vallas de piedra, algunas de ellas muy poco marcadas, grandes rocas bordeando nuestro camino y muchas cancelas, que siempre dejaremos cerradas.

Ruta Trail Avila Fiat Panda

Tras las primeras lluvias, las pistas empezaban a mostrar algunos interesantes charcos con los que “maquillar” el coche.

Antes de llegar a Pasarilla del Rebollar, llegaremos a una carretera que cogeremos a la izquierda, y 400 mts. después llegaremos al pueblo. Pasarilla se encuentra a los pies del Cerro de Gorría (1.708 mts.), una cima redondeada a la que es posible acceder fácilmente desde varios pueblos y que es el punto más alto de la Sierra de Ávila.

Esta estrecha carretera nos llevará hasta Valdecasa, donde la carretera termina; de hecho, el pueblo no dispuso de carretera ni camino transitable para vehículos de tracción mecánica hasta bien entrados los años 70. A partir de ahí se llevó el agua a las casas, mientras que la luz eléctrica había llegado a comienzos de los 60.

Ruta Trail Avila Fiat Panda

La Sierra de Ávila ofrece un sinfín de pistas por las que perderse.

De lo que si dispone es de una estupenda pista, que sale a la derecha justo a la entrada del pueblo y que tras superar unas naves de ganado, baja hacia la izquierda hasta llegar al arroyo, que hay que vadear y continuar, ahora en subida, dirección a San Juan del Olmo. Esta es una pista estrecha, revirada, muy divertida, en la que nos encontraremos de nuevo una cancela y en la que finalmente, entre vallas de piedras llegaremos hasta San Juan del Olmo.

Accederemos al pueblo llegando a una de sus fuentes, que justo enfrente dispone de un cartel informativo que hace referencia a la pista que acabamos de realizar y que especifica claramente que es apta para senderismo, caballo o bicicleta de montaña, Quads y vehículos Todo Terreno… no pude evitar una sonrisa de satisfacción.

Ruta Trail Avila Fiat Panda

No pude ocultar una sonrisa al leer que la pista es apta para quads y TT.

En el interior del pueblo podremos ver la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista, con cabecera de planta semicircular, cuerpo de una sola nave y torre a los pies, pero más interesante aún será visitar la Ermita de la Virgen de las Fuentes.

A unos 4 km. al sur del pueblo, en la vertiente norte del Puerto de las Fuentes, se encuentra la Ermita de la Virgen de las Fuentes, que guarda retablos barrocos, todo ello en un atractivo paraje, donde nace el río Almar, y con varias fuentes de agua potable en sus alrededores; de camino, nos encontraremos con la Necrópolis de La Coba, un yacimiento arqueológico señalizado en la carretera entre la ermita y la población con varios sepulcros, supuestamente cristianos, de la Alta Edad Media.

Ruta Trail Avila Fiat Panda

Ermita de La Virgen de las Fuentes, un relajante paraje en el que se respira tranquilidad.

De vuelta, atravesaremos San Juan y tomaremos dirección Muñico por la revirada y divertida carretera que atraviesa el pueblo, parando de camino a fotografiar la Iglesia Parroquial de San Andrés, en Ortigosa del Rioalmar.

Al llegar a Muñico tomaremos la AV-110 a la derecha, para regresar a Ávila y poco después nos encontraremos con el despoblado de Las Henrenes, uno de los ejemplos de recuperación parcial de uno de estos despoblados Medievales que han sido salvados de su total desaparición. El castro ocupa una pequeña superficie (6 hectáreas), sobre una colina. Estuvo ocupado entre los siglos VIII y XII, es decir, en una época convulsa, primero bajo control musulmán y después en una zona sometida a las alternativas de la reconquista.

Tiene cinco viviendas excavadas y consolidadas, que presentan un excelente estado de conservación y donde se encontraron algunos útiles agrícolas y grabados, así como los restos de una Iglesia. Hasta ahora se ha procedido a la excavación de estas cinco de las antiguas viviendas del asentamiento altomedieval.

Ruta Trail Avila Fiat Panda

Necrópolis de La Coba, yacimiento arqueológico que encontraremos ya de vuelta hacia Ávila.

Siguiendo hacia Ávila y muy cerca de Las Henrenes, en la localidad de Chamartin, se encuentra el famoso Castro de la Mesa de Miranda, castro habitado por vetones entre finales del siglo I a.C. y el siglo V. 22 Km. nos separan de la capital, a donde regresaremos para continuar con nuestra visita y recorrido gastronómico.

Desde el punto de vista culinario, al-Ándalus comparando con otras regiones españolas, dejó pocos platos o costumbres culinarias en la cocina abulense. El establecimiento de Conventos da lugar a una nueva cocina conventual y Santa Teresa de Jesús llega a decir “también entre los pucheros anda el Señor”.

Sus preparaciones culinarias tradicionales se acercan bastante a la cocina medieval, como Camilo José Cela dice en su libro “Ávila”, y existe, ante la duda de que probar, una “Tríada Gastronómica” de la ciudad, compuesta por las Judías del Barco, el Chuletón de ternera (dependiendo de la capacidad de cada uno de 500 gramos a 1 kilo de peso), y las Yemas de Santa Teresa. Puedo asegurar que ante semejante menú, el visitante quedará saciado, agradecido y preparado para seguir conociendo las maravillas que atesora la capital.

Ruta Trail Avila Fiat Panda

Si no se te abre el apetito al ver esta foto es que no tienes corazón.

No podemos olvidar las sustanciosas sopas de ajo o castellanas, siempre con ese regusto característico a pimentón de Candeleda, o los productos de matanza, que se conservan en pucheros sumergidos en el propio aceite en el que han sido previamente fritos de ahí que se denominen “lomo o chorizo de olla”.

Los asados se fundamentan en ejemplares de razas autóctonas (como la ternera, el cabrito o el cochinillo, que tienen denominación propia), en este último caso, la forma clásica de comer el cochinillo en Ávila es frito y refrito, en pequeñas tajadas, vamos, cochifrito.

Si se prefiere el pescado a la carne, se puede optar por las afamadas truchas fritas, al horno o en escabeche. Y como ciudad de interior de tradición católica, el bacalao alcanza excelentes formas de preparación; rebozado, al ajo arriero, con salsa de pimientos, etc.

Ruta Trail Avila Fiat Panda

Pasear las calles de Ávila es una experiencia muy recomendable.

Una larga sobremesa nos permitirá repasar mentalmente y comentar los 95 Km. de ruta que hoy hemos realizado, aptos para cualquier SUV y nivel de conducción, aunque como siempre más divertidos y seguros si los realizamos en dos coches, que nos permitirá solucionar cualquier contratiempo y disfrutar de los paisajes, pueblos, monumentos y gastronomía en compañía.

Ni que decir tiene que nos quedaremos con más ganas de Ávila, de volver tanto a la ciudad como a la provincia, pero eso solo será la mejor señal de que la ruta que hemos realizado ha sido una buena elección.

 

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook




Más en Rutas y viajes
Nace el Classic Bike Tour Maroc

De la mano de Teknisport, organizadores de rallys como el Clásicos del Atlas o el Guadalquivir Classic Raid; y de...

Cerrar