Motorclan


Preparación Mitsubishi Montero 2800 Ti “Pedrele”

Escrito por el 30/12/2012 en Preparaciones 4x4

 

Mitsubishi Montero 12La afición de Pedro Miguel Martínez por la aventura y el 4×4 viene ya de muchos años. En la actualidad es propietario del Mitsubishi Montero 3 puertas 2800 turbo intercooler, aletas anchas, del año 99, que os presentamos.

Aunque su afición empezó con los ATV, llegando a poseer un Honda Rincón 650, un Kawasaki Brute Force 750 y un Bombardier Outlander 800 EFI, con el tiempo dio el paso a los coches, empezando con un Suzuki Vitara corto, también preparado, y actualmente, como hemos comentado, su actual Mitsubishi.

Para Pedro, lo especial de las preparaciones, tanto de los ATV como de los coches, no es la preparación en si, sino que están hechas todas por él al 100%, comprando unos accesorios, fabricando otros, y alguno en especial, por no disponer de todas las herramientas posibles, hechos por algún amiguete, y montándolos y adaptándolos el mismo. Una actividad con la que disfruta muchísimo, como el mismo nos cuenta.

Cuando quiso cambiar el Suzuki, tenía claro lo que quería, un Mitsubishi, y además el aletas anchas, y buscando por Internet y con la ayuda de los compañeros de trabajo, lo encontró, en muy buen estado, además, el modelo GLS, de cambio Súper Select con bloqueo trasero, lo que le suponía un buen ahorro en la preparación del coche.

Primero por fuera

A los cuatro días de tenerlo, lo primero que hizo fue pintarlo entero, y después empezó con la preparación. En una primera fase las modificaciones que le hizo fueron las siguientes:

Mitsubishi Montero 29

Body lift de 5 centímetros, muelles traseros y barras de torsión reforzadas Iron Man, amortiguadores OME Nitro Charguer Sport, llantas Bull Face desplazadas con un ET -26 de 16 pulgadas, cubiertas Khumo KL 71 en medidas 265/75 R 16, que ya conocía y de las que está muy contento por la experiencia en el Suzuki, estriberas artesanales reforzadas para protegerlos los bajos y poder enganchar el Hi Lift, snorkel fabricado por un amigo, con unos tubos de acero inoxidable que tenía, de 75 milímetros de diámetro, enganche de remolque de la marca Bosal, de la que tuvo que modificar la ubicación de la clavija eléctrica porque siempre la estaba enganchando y unos cierres de capó Sparco.

Poco después, un segundo “stage” consistió en instalarle un paragolpes AFN, con un cabrestante T-Max 9500 con mando a distancia y cable de plasma de 30 metros, adaptación de paragolpes trasero y delantero debido a la subida de la carrocería de 5 centímetros, adaptar los faldones delanteros y traseros, fabricación de unos aletines de 4 centímetros, por el aumento de ancho de vías de casi 3 centímetros en cada lado, montaje de dos focos Maxtel, sobre el paragolpes AFN, con bombillas Amolux Xenon Laser de 100 watios, kit de compresor Viair con calderín de 9,5 litros, que adapté en los bajos del coche, justo por delante del eje trasero, liberadores de ruedas AVM y protectores de bajos Asfir completos.

Con todo ello, el coche ya iba tomando forma y cada vez que lo miraba, Pedro se enamoraba más y más de él, se iba animando y… se iba acabando el presupuesto.

Mitsubishi Montero 35

Su “encuentro con la tercera fase” consistió en añadirle una baca Rhino Rack  africana, en medida de 1,2 metros de largo, sobre barras de techo de la misma marca y atornillada al techo, ya que el coche no lleva enganche de baca, a la que añadió unos soportes para los focos, el gato Hi Lift y el enganche para llevar la rueda de repuesto encima; cuatro focos delanteros para la baca, dos Maxtel y dos Hella Jumbo 320, todos ellos con bombillas Amolux Xenon Laser de 100 watios y un foco para la baca trasera Hella FF con la misma bombilla que los anteriores.

Hasta aquí, y después de un incontable número de horas, ya estaba terminado el exterior, lo que no era nada para las horas que le iba a echar al interior, algo que le daba igual, ya que como el mismo reconoce “estaba como un niño con zapatos nuevos, se me caía la baba cada vez que lo veía, y aún se me cae”.

Después de un periodo de descanso para recuperar la vida social, que casi había perdido, se puso con el interior, a la vez que empezó a estudiar el proyecto de homologación, para ir adelantando faena.

Ahora el interior

Lo primero fue montar una emisora CB-27 Súper Star 3900, que hace poco jubiló por rotura irreparable, y que sustituyó por otra igual instalada en la parte de debajo de la tapa de la guantera. A ello le siguió un GPS Garmin GPSMAP 478 y un soporte para teléfono, que aprovecha para grabar las rutas. Todo el soporte está diseñado, fabricado y acoplado por el propio Pedro, sobre la tapa del inclinómetro del coche, encima del salpicadero.

Mitsubishi Montero 46

También le siguió el montaje de una pantalla plana Led de 18,5 pulgadas, para enchufar el portátil, en la consola central fabricó una consola más pequeña en aluminio, para ubicar todos los interruptores de los accesorios eléctricos del coche, focos, fuente de alimentación, compresor, manómetro del compresor, junto con una iluminación led, para que se puedan ver por la noche; el altímetro del coche fue sustituido por un reloj que mide la presión de soplado del turbo; instaló unos pedales y palanca de cambios de la marca Sparco y se fabricó en madera de contrachapado una cajonera para el maletero de dos cajones, que una vez terminada tapizó, dejando un hueco en el lado derecho en donde instaló toda la centralización de los accesorios eléctricos del coche, los relés, los fusibles, el convertidos de 12 a 220 voltios y el compresor de aire; en la misma cajonera instaló un enchufe de corriente de 220 voltios y un enchufe para los accesorios de aire del compresor. Sobre la cajonera instaló unas anillas, para sujetar garrafas de combustible, cajas de herramientas, una caja con todos los recambios de fusibles, bombillas, y accesorios pequeños, y lo protegió con una lámina de goma, para no estropear el tapizado.

Instaló un foco interior en el techo para tener más iluminación de todo el  maletero por las noches e puso en la parrilla delantera una toma para los accesorios de aire del compresor. Queda por instalarle un Terratrip 202 Plus que ya tiene en casa.

Después de todo este trabajo “y el que me queda, porque siempre hay cosas por hacerle”, quiere instalarle una doble batería y “alguna cosilla más que se me ocurrirá” nos dice sonriendo, aunque lo que desde luego se le nota es la satisfacción de como ha quedado el coche y lo que lo disfruta cuando va con él de ruta

Pedro quiere terminar la historia de su coche aprovechando para dar las gracias a todos los que de una manera directa o indirecta le han ayudado y han sido pacientes con él, “porque reconozco que puedo llegar a ser muy cansino”.

Mitsubishi Montero 02

Y cita al Foro del Club Mitsubishi Montero “del que he cogido alguna idea”, Enrique y Esteban, de SER4x4, “donde compré casi todos los accesorios de la preparación”.  Pepe de Dipe 4×4, “donde compré algún accesorio”. José, “que me hizo el Snorkel, con un resultado espectacular”. Luis Álvarez “que me ayudó con las barras de torsión y alguna que otra soldadura”. Y una larga lista de amigos y patrocinadores, con nombres y apellidos, que evidentemente y por la falta de espacio no pueden entrar, pero que pueden estar orgullosos de su ayuda a Pedro por el gran trabajo que ha realizado.

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook




Más en Preparaciones 4x4
Preparación Nissan Terrano I “Patatotas”

La afición que hay en Galicia al todo terreno les lleva a realizar algunas de las preparaciones más “gordas” de...

Cerrar