Motorclan


Presentación Quadro 350 D

Escrito por el 30/03/2012 en Pruebas Motos

Quadro 350D 01

Para la aventura diaria

Con la idea de llevar el Scooter a nuevos usuarios, el Quadro 350 D se presenta como una opción ideal para muchos automovilistas que no terminan de ver claro eso de pasarse al Scooter, gracias al importante plus de seguridad que garantizan sus tres ruedas, mucho más estables sobre cualquier superficie que cualquier otro Scooter o motocicleta.

Marabese Design es una empresa de ingeniería entre cuyos clientes se encuentran marcas como BMW, Piaggio, Moto Guzzi, Aprilia, Triumph, Gilera, Yamaha… que ha desarrollado productos tan reconocidos como la Guzzi V12 Le Mans Concept, Yamaha MT-03, Triumph Street Triple y Tiger 1050, Morini 950 Sport, BMW HP y, ya metidos en el mundo de los Scooter, la Aprilia Atlantic, Vespa 200 GT, Gilera Nexus o los Piaggio X8, Hexagon y MP3 (si, ellos “inventaron” el MP3).

Su marca “Quadro”, a pesar de tener más de 20 años de experiencia en el desarrollo de innovadores proyectos, no es conocida por la mayoría al no haber fabricado productos con su propia marca. Sin embrago, esta situación a cambiado con el desarrollo y la comercialización de su última creación, el Quadro 350 D, una importante evolución del proyecto que les llevó a desarrollar el MP3 para Piaggio y que ofrece un Scooter de aspecto muy similar a aquel, pero con un sistema de suspensión delantera totalmente nuevo y mejorado.

La homologación obtenida le permite ser conducido por cualquier usuario en posesión del carnet B, un plus que sin duda, animará a muchos a dar el paso hacia las “tres ruedas”.

Hydraulic Tilting System (HTS)

El principal avance del Quadro 350 D respecto a lo conocido está en su nuevo sistema de suspensión hidroneumático denominado Hydraulic Tilting System (HTS), y cuya principal característica es que permite a las ruedas delanteras, girar e inclinar al mismo tiempo.

Quadro 350D 21

Las principales diferencias respecto al resto de sistemas mecánicos instalados en trenes delanteros de dos ruedas, son un peso mucho más bajo, un centro de gravedad situado a menor distancia del suelo y un mantenimiento mucho más simple y optimizado. Todo ello le confieren unos límites en cuanto inclinación y estabilidad en superficies deslizantes muy altos.

El sistema HTS se compone de dos cilindros hidráulicos y un cilindro “suspensión”. Los dos primeros conectan el chasis a cada uno de los triángulos de la suspensión delantera, mientras el segundo ejerce las funciones normales de un amortiguador.

Los tres cilindros están conectados entre sí a través de una válvula de tres vías, permitiendo el paso del flujo de aceite en una u otra dirección dependiendo de las características del terreno.

La suspensión hidráulica, permite que las ruedas estén continuamente y de manera totalmente automática en línea con la parte superior. Esto hace que la posición de conducción sea siempre correcta y estable, incluso en condiciones comprometidas.

Otra de las ventajas de este sistema es, que el cierre de la válvula de tres vías permite el aparcamiento estable del vehículo sin necesidad de utilizar ningún tipo de bloqueo electrónico.

Frenada integral

El Quadro 350 D está equipado con un motor AEON (reconocido fabricante taiwanés, que ya en tiempos fabricaba los motores de los quad de Aprilia), de 313 c.c. que entrega una potencia de 23 CV a 7.000 r.p.m. y un par motor de 2,4 Kgm a 6.000 r.p.m.

En cuanto a capacidad de carga, el compartimento situado bajo el asiento es capaz de dar cabida a dos cascos integrales y una bolsa (en caso de llevar el asiento alto). En las unidades de pruebas estaba instalado el asiento bajo y en su interior cabía perfectamente un casco integral metido dentro de una funda rígida, una cazadora con protecciones y una agenda de buen tamaño.

En el interior del escudo disponemos de dos guanteras de tamaño razonable, una de ellas con toma de corriente de 12V para poder cargar el teléfono, etc.

El sistema de frenado que equipa el Quadro 350D está compuesto por tres frenos de disco (uno por rueda). Como en el resto de motos, la maneta derecha activa los discos de las dos ruedas delanteras, lo que cambia es que en el Quadro 350 D, la maneta izquierda hace las veces de freno integral actuando sobre los tres discos. Pensando en el automovilista, y porque así lo exige la homologación como cuadriciclo, el Quadro 350 D está equipado con un pedal de freno en la parte derecha de la plataforma, que como en el caso de la maneta izquierda actúa sobre todos los discos.

La potencia de frenada es realmente espectacular, y permite deceleraciones en superficies deslizantes tan solo comparables a motos con ABS instalado.

Quadro 350D 26

Si tiramos fuerte de la maneta derecha (la que actúa sobre las dos ruedas delanteras), y el asfalto es bueno, podremos llegar a levantar la rueda trasera. Pero lo mejor es si el asfalto no tiene el suficiente agarre como para conseguir lo anterior, entonces notaremos como las dos ruedas delanteras bloquean pero el Scooter no hace ningún movimiento extraño, siguiendo recto hasta detenerse.

En caso de aplicar la maneta izquierda (actuando sobre todos los discos), las deceleraciones son realmente fuertes, sin movimientos extraños y deteniendo el conjunto en muy corta distancia.

En marcha

Para los que venimos de las motos, hay que reconocer que durante los primeros metros tienes que acostumbrarte, algo que probablemente no le sucederá al que venga del mundo del automóvil y por lo tanto no tenga “manías” adquiridas.

Una de las cosas que al principio cuesta, es acostumbrarte a no tener que echar pie al suelo con la prestancia que lo hacemos cuando vamos en moto, en el Quadro 350 D al estar parados y apretar el freno, el sistema hidráulico de la suspensión se endurece y la tendencia de la moto a caerse lateralmente desaparece casi por completo, por lo que a poco juego de cintura que tengamos, podremos llegar a los semáforos y detenernos sin tener que echar pie a tierra.

Al principio, la sensación de pesadez de la dirección es patente, sintiendo como los hidráulicos son un freno para tus intenciones de hacer giros, sin embargo, tras poder acceder a otra unidad, esto no sucedía, sintiéndose mucho más fácil a la hora de obedecer las ordenes de cambio de dirección. Pensándolo detenidamente, me di cuenta que al final de mi prueba, tampoco tenía esa sensación que había tenido al principio, por lo que finalmente no estoy seguro de si el Quadro 350 D es un poco “pesado” de dirección y tienes que acostumbrarte a ello, o, como comentamos algunos periodistas posteriormente, es simplemente que al calentarse el hidráulico de la dirección este efecto desaparece casi por completo. Habrá que probarlo más en profundidad para estar seguros.

Quadro 350D 06

No obstante, esa supuesta pesadez, no impedía lo más mínimo el ejecutar inclinadas más propias de una deportiva que de un Scooter, y sobre todo, el que estas inclinadas las puedes hacer desde prácticamente parado.

En carretera, el motor se muestra en la línea de lo que cabe esperar de su cilindrada y de un Scooter de estas características, alcanzando los 110 Km./h. con suma facilidad. Yo llegué a ver los 120 Km./h. de marcador en una ocasión y los alcanzó con rapidez y facilidad. Según la marca, puede llegar a los 135 Km./h. de marcador, algo que no tuvimos oportunidad de comprobar.

La entrada en las rotondas es una experiencia fantástica, ya que entras mucho más a “saco” que lo harías con cualquier otra moto, haciendo el derecha-izquierda-derecha como si estuvieses negociando una chicane.

Al pasar sobre baches la moto ni se inmuta, especialmente agradable es pasar el bache (alcantarilla, paso sobreelevado, hoyo, etc.), con una sola rueda, mientras la otra no lo pasa, en estas situaciones tan solo notas como “una amortiguación” hace su trabajo mientras la otra sigue fielmente el recorrido llano del asfalto sin inmutarse y la moto no modifica su trayectoria lo más mínimo.

En su salsa

Analizando el recorrido que realizamos, con unos pocos tramos de autovía, carreteras secundarias, y mucho tráfico urbano, con semáforos, baches, curvas lentas de todo tipo, etc. terminas llegando a la conclusión de que el Quadro 350 D se encuentra en su salsa en estas condiciones, que como acabas de leer, son casi todas con las que se pueda encontrar un usuario normal en su día a día.

Las ventajas del Quadro vienen especialmente por el plus de seguridad que te aporta ese tren delantero de dos ruedas guiado por su sistema de suspensión, un plus que percibes claramente y de manera continua cuando circulando por nuestras “benditas” carreteras, pasas por charcos, planchas metálicas, alcantarillas, calle regadas, líneas blancas deslizantes y sientes como todos estos “inconvenientes” no le afectan lo más mínimo, pasando sobre ellos con una sensación de seguridad impropia de una “moto”.

Si a lo anterior le añadimos el importante paquete de accesorios que la marca ofrece, entre los que se encuentran baúles de hasta 50 litros, pantalla sobreelevada, manta de protección y un largo etc. llegas a la conclusión de que el Quadro 350 D ha nacido preparado para moverse como pez en el agua dentro de la jungla urbana que supone la gran ciudad para los motoristas… y muy posiblemente y con mayor fuerza aún, para los que no lo son, a los que ofrece una sensación (real, no ficticia), de seguridad, que el resto de las motos no les pueden ofrecer.

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook




Más en Pruebas Motos
Presentación LEMev Stream

Verdad Verdadera El camino del vehículo eléctrico aunque lento, va dando pasos firmes hacia una realidad futura en la que...

Cerrar