Motorclan


Conociendo Marruecos (11). Tafraoute

Escrito por el 24/08/2018 en Rutas y viajes

Tafraoute Conociendo Marruecos

Las Piedras azules de Jean Vérame es uno de los lugares más conocidos y frecuentados de Tafraoute

En la región montañosa del Anti-Atlas, en el sur de Marruecos, se encuentra el Valle de Ameln. Zona poco frecuentada del país, pero que ofrece unos espectaculares escenarios naturales y el encanto de las pequeñas ciudades bereberes que pueblan el valle.

Es una región próspera, por los cultivos de olivos, almendros y arganes y por la fama y tradición comercial de la tribu de los Ameln; que entre enero y mediados de febrero, se embellece con los almendros en plena floración.

Tafraoute Conociendo Marruecos

A primeros de año, el almendro florece y le da más belleza aún a la zona.

La principal ciudad y capital del valle es la ciudad de Tafraoute, fundada a finales del siglo XI, durante el reinado de Ibn Tumart y “elevada” a centro administrativo del Valle del Ameln por la administración colonial francesa en la década de los treinta del siglo XX.

Tafraoute es una pequeña ciudad, de unos 5000 habitantes, cuyo centro está situado en un pequeño valle, al pie de Djebel Lekest , una montaña de granito rosa formada por la erosión. Lo llaman el corazón bereber del Anti Atlas, y es un cruce de caminos, un pequeño pueblo de solo unas pocas calles que se reparten alrededor de la alta mezquita principal.

Aquí el tiempo pasa de una manera más lenta y, aunque el creciente turismo empieza a invadir sus alrededores, aún se respira una atmósfera sin contaminar. La artesanía aún se trabaja a mano en su pequeño mercado tradicional, repleto de alfombras y joyería de los nómadas bereberes.

Tafraoute Conociendo Marruecos

Las calles de Tafraoute permiten disfrutar de la tranquilidad de sus terrazas, gozando de un buen té.

Tafraoute da para una noche, quizás para dos, pero eso sí, cada vez te irás de allí con la sensación de que más pronto que tarde tendrás que volver. Es un lugar que guarda su autenticidad, con sus ancianos en las terrazas manteniendo conversaciones interminables, sus artesanos cosiendo babuchas que aún no vienen de China y, por qué no, por ser posiblemente el mejor lugar de todo el valle para utilizar como base de operaciones de las interminables excursiones que podemos realizar por la región.

Son muchos los atractivos que, a los amantes de la naturaleza y la fotografía les puede ofrecer esta región, y sin prácticamente salir de sus dominios, podremos ver en la montaña la “Cabeza del León”, una curiosa e inquietante forma, de las muchas que toman las montañas en esta zona del país, que representa claramente la cabeza y la melena de un león mirando desde lo alto.

Tafraoute Conociendo Marruecos

La”Cabeza del León”, curiosa forma adoptada por las montañas circundantes de Tafraoute

Saliendo de Tafraoute hacia el sur, en dirección a Izerbi, pasaremos por Aguerd Oudad, donde se sitúa la formación rocosa conocida como “El sombrero de Napoleón”.

Tafraoute Conociendo Marruecos

El “Sombrero de Napoleón” otra curiosa roca en las inmediaciones de Tafraoute

Tres Km. más adelante, e inmediatamente después de dejar a la izquierda el desvío hacia Taloust, se inicia una pista a la derecha, que debemos seguir hasta llegar a un altozano desde el que divisaremos todo el conjunto de las famosas piedras azules de Jean Vérame.

No obstante hay numerosas pistas que recorren los alrededores, y que permiten incluso llegar con los todo terreno hasta la misma base de las piedras, aunque la belleza del lugar se capta en su generalidad mucho mejor desde la perspectiva de la colina.

Tafraoute Conociendo Marruecos

Con todo terreno, se puede acceder hasta la misma base de las rocas

En una zona de inmensos canchales graníticos, que recuerdan mucho a los que podemos encontrar en la Pedriza o en Gredos, el artista francés de origen belga, Jean Vérame realizó en 1984, una de las creaciones artísticas naturales más peculiares del mundo, pintando de azul, rojo, violeta y blanco, varios bloques rocosos.

Para su creación contó con la colaboración de un equipo de bomberos marroquí y utilizó más de 18 toneladas de pintura.

Con independencia de criterios éticos y estéticos, el resultado es sorprendente, no solamente por el contraste de color, sino porque el paisaje es increíble por sí mismo. Las enormes piedras naranjas parecen haber sido moldeadas en arcilla por manos gigantescas y la muralla del Jbel Lekest al fondo ofrece un marco insuperable.

Tafraoute Conociendo Marruecos

El Jbel Lekest ofrece un marco insuperable para las formaciones rocosas que eligió Vérame para pintar

A lo largo de los años, he visitado el lugar en diferentes ocasiones (como muestran las fotos de este reportaje), y me he encontrado las piedras descoloridas, casi recién repintadas, vueltas a descolorar… el sol, con el paso del tiempo, va lavando los colores, pero en cualquiera de los casos, creo que es un lugar que bien merece una visita, como también merece la pena conocer la historia y trayectoria del artista que las creó.

Jean Vérame (y no Jean Veran como casi todo el mundo escribe), es un artista plástico francés, de origen belga, vive en Francia y nació el 30 noviembre 1936 en Gante (Bélgica).

Tafraoute Conociendo Marruecos

Jean Vérame preparando otra de sus obras

Pintor, escultor y, ocasionalmente, grabador, sus intervenciones en los paisajes lo vinculan a la corriente del arte de la tierra y las pinturas azules de Tafraoute, son solo una obra más de un porfolio que incluye obras como las siguientes:

En 1965, extrajo y coloreó mil piedras de una playa de Cap Ferrat (Alpes Marítimos).

Entre 1970 y 1974, pintó un kilómetro de muros, playas rocosas y guijarros de la cama de un río de los Cevennes, tanto fuera del agua como bajo el agua

En 1987 instaló y erigió cuarenta y siete piedras al pie de los Alpilles en Saint-Rémy-de-Provence.

Tafraoute Conociendo Marruecos

Vinculado a la corriente artística del arte de la tierra, Jean Vérame ha realizado multitud de obras en la naturaleza.

Quién lo desee puede visitar y conocer la biografía y los trabajos del artista aquí: Jean Vérame

Alejándonos un poco más de Tafraoute, podremos visitar el palmeral de Ait Mansour, ocupando el fondo de un estrecho cañón regado por el rio Issi y flanqueado por numerosas aldeas de piedra que cuelgan de las paredes, allá donde el cañón es más profundo, o coronan las pedregosas colinas en las zonas donde los desniveles se dulcifican.

Tafraoute Conociendo Marruecos

El recorrido para visitar el palmeral de Ait Mansour es excepcional

Sorprendente ver como el desierto de montaña recién atravesado, se convierte rápidamente en un vergel de palmeras encajonado entre altas paredes de roca granítica con pequeños núcleos de población.

Merecedor de reportaje propio, que publicaré próximamente, son los graneros comunitarios del Anti Atlas, muchos de ellos en las proximidades de Tafraoute, una ciudad, su valle, su región, cargados de una atmosfera de tranquilidad, soledad, relajación y aislamiento que nos permite desconectar de la rutina y disfrutar de unos paisajes siempre sorprendentes. Paisajes que puedes conocer de la mano de Aventour Viajes y Expediciones con solo pedírselo.

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.




Más en Rutas y viajes
Ruta Trail. Por Granada. De la Alpujarra a la Costa Granadina

La Alpujarra es una región histórica de Andalucía que se encuentra dividida entre las provincias de Granada y de Almería, consiste principalmente en una...

Cerrar