Motorclan


Conociendo Marruecos (9). Sidi Ifni

Escrito por el 22/07/2018 en Rutas y viajes

Conociendo Marruecos Sidi Ifni

Playa de Sidi Ifni con la desembocadura del Oued Ifni, el Morabito al fondo a la derecha y el antiguo cuartel de Tiradores en lo alto de la loma

En 1476, la Corona de Castilla fundó un establecimiento denominado Santa Cruz de la Mar Pequeña, algunos investigadores sostienen que esta población se ubicaba en el territorio de Ifni, pero no hay pruebas que demuestren que la actual ciudad de Sidi Ifni se asiente sobre el viejo establecimiento.

El sultán de Marruecos reconoció a España aquel viejo establecimiento mediante el Tratado de Wad-Ras, firmado el 26 de abril de 1860, aunque siempre se demoraba el acuerdo sobre su ubicación exacta. Los españoles no tomaron posesión formal del territorio hasta el 6 de abril de 1934, con la aquiescencia de los lugareños que, ante las circunstancias, prefirieron la presencia española a la francesa y la expectativa de no tener que pagar tributos al sultán.

Conociendo Marruecos Sidi Ifni

El antiguo consulado español se ha encontrado en muy diferentes estados de conservación a lo largo de los años como se puede ver en las fotos que ilustran este reportaje. En esta, de 2014 recientemente pintado.

Tras la toma de posesión de la zona por el coronel Capaz, en nombre del Gobierno de la Segunda República Española, el acontecimiento era relatado así por Francisco Hernández-Pacheco, que formó parte de la expedición científica que recorrió poco después el territorio de Ifni: Desembarcó Capaz en la playa de Sidi Ifni el día 6 de abril, acompañado solamente por el Teniente Lorenzi y el cabo señalero del Canalejas, Fernando Gómez Flórez. Al encuentro del bote de los españoles, salió de la playa un cárabo con indígenas, al que transbordaron Capaz y los suyos, desembarcando todos a poco felizmente en la playa. Se dirigió Capaz a un grupo de indígenas que le esperaban, del que se destacaron algunos notables, que ofrecieron al Coronel en señal de bienvenida un cuenco de leche agria. Después, a caballo, se ascendió a lo alto de la zona litoral y en el inmediato caserío de Amedog (sic) se comió. Durante la comida llegaron unos grupos de indígenas y notables, a los que Capaz expuso sencilla y claramente los propósitos e intenciones de España. Los indígenas marcharon después de la comida, celebrando algunas reuniones, en las que se discutió ampliamente. A la mañana siguiente comunicaron al Coronel Capaz la conformidad de Ifni de unirse a España.” Hernández-Pacheco, Francisco (1945). Rasgos fisiográficos y geológicos del territorio de Ifni. Boletín de la Real Sociedad Geográfica: Tomo LXXXI, p. 50. Madrid.

Sidi Ifni siempre ha tenido un significado especial para mí, tanto porque mi padre participó en el primer salto de guerra de la Brigada Paracaidista durante la Guerra de Ifni, como por el hecho de que yo también soy paracaidista y he repetido miles de veces una de las famosas frases del ideario paracaidista: “En Ifni se abrió el libro de nuestra historia, no escatimaré mi sangre para escribir en él páginas de gloria”

Conociendo Marruecos Sidi Ifni

El antiguo cuarte del paracaidistas (primero), y legionarios (después). Donde hoy se encuentra pintado en la montaña el escudo del Ejercito Real de Marruecos, anteriormente estuvieron pintados el paracaídas de la BRIPAC y el escudo de la Legión

Por ello, y como homenaje a mi padre y a la unidad de la que tan orgulloso me siento de pertenecer (un paracaidista lo es hasta la muerte), escribo los siguientes párrafos, no sin antes disculparme ante todos aquellos a los que estos temas les sean indiferentes. Empiezo con un párrafo publicado en la prensa hace ya bastantes años y que relata un hecho en buena parte responsable de que yo haya nacido:

Conociendo Marruecos Sidi Ifni

Ifni siempre ha sido especial para mí, y siempre que puedo me acerco a pasear por sus calles.

Marciano Fernández Mayoral (mi padre), siempre subía de los últimos al avión pues era de los primeros en saltar (pesaba poco). Aquel 8 de mayo de 1957, los dos bancos corridos abatibles de siete plazas a ambos costados de la cabina de pasaje y carga del T-2B de transporte de tropas estaban al completo. En el último instante, esa porción infinitesimal de tiempo que a veces separa la vida de la muerte, el comandante de tiradores de Ifni Agustín Fernández Escuín, solicitó ocupar plaza con el objeto de trasladarse a Tiliuin junto a las tropas bajo su mando. Y sustituyó a Marciano en su asiento… cambiando su prevista tercera dimensión, altura sobre tierra, por la cuarta: el tiempo que separa el presente del ayer y del mañana, como una medida más de nuestro paso por el planeta Tierra”.

Tras incendiarse un motor, perdieron altura y finalmente se estrellaron, muriendo los cuatro miembros de la tripulación, el teniente paracaidista Juan Cañadas, seis paracaidistas y el comandante Escuín…

Conociendo Marruecos Sidi Ifni

Vista de Ifni desde la montaña. En primer plano la pista del antiguo aeropuerto

En los años cincuenta, Ifni era una de las posesiones españolas en África, la provincia número 51 del estado español, para ser exactos; las poblaciones españolas y autóctona convivían pacíficamente hasta el punto de que había compromisos por parte del gobierno español de no hacer ningún tipo de proselitismo religioso, respetando e incluso construyendo mezquitas para la población musulmana.

En aquellas fechas, el Ejército de Liberación Marroquí, que había participado en la independencia contra los franceses, se integra en el Ejército Real, a excepción de los grupos más extremistas que se negaron. Por ello, el entonces Gobierno de Rabat decidió enviarlos al sur para potenciar las reivindicaciones territoriales de Mohamed V.

En un principio, las actividades terroristas y guerrilleras tienen como objetivo hostigar y amedrentar a la población española, lo que da como resultado el bautismo de fuego de la Brigada Paracaidista, que se produce el 16 de agosto de 1957, cuando interviene en Tiquisit Igurramen, defendiendo aquel puesto de los tiroteos del ELM, aunque a estas escaramuzas aún no se les puede considerar como una acción de guerra en el sentido estricto.

Conociendo Marruecos Sidi Ifni

Antiguo consulado español, no en uno de sus mejores momentos.

La guerra se inicia realmente al amanecer del día 23 de noviembre de 1957, cuando desde primeras horas, se reciben mensajes comunicando el asedio de poblaciones como Tiugsa, Tiluin y Tzelata Al-Isbuia. Esa misma tarde, la Tercera Sección de la Séptima Compañía, compuesta por 56 hombres al mando del Teniente Ortiz de Zárate, parte con tres camiones, una ambulancia, una sección de ametralladoras y personal de transmisiones y zapadores, para defender Tzelata.

A la vez, el fuerte de Tiluin padece las constantes acometidas de las partidas rebeldes, que se parapetaban en la cercana frontera del Marruecos francés, zona que la aviación española respetaba y se pone en marcha la «Operación Pañuelo», que tenía como misión reforzar el destacamento de Tiluin, en el que sesenta hombres agotados, pertenecientes al Tabor de Tiradores, resisten para que no cayera en manos del enemigo.

Finalmente, el 29 de noviembre de 1957, las otras dos secciones de la 7ª Compañía de la II Bandera “Roger de Lauria”, embarcan en cinco “Junkers, cada uno con quince paracaidistas, escoltados por cinco bombarderos “Pedros”. Camino del fuerte sobrevuelan la zona donde la sección de Ortiz de Zarate, rodeada desde el 24 en una loma camino de Tzelata Al-Isbuia resiste estoicamente a la espera de ayuda, pero pasan de largo, su misión es otra y poco tiempo después, a doscientos metros del suelo, la altura mínima posible, son lanzados. El paracaídas se abre a una altura equivalente a dos pisos, apurando hasta el límite para evitar el posible fuego enemigo. Las dos secciones de la séptima compañía, una escuadra de morteros del 81, un practicante y un sanitario ya estaban en Tiluin.

Conociendo Marruecos Sidi Ifni

Vista general de ifni

El tres de diciembre, a las diez de la noche, se escucha el cornetín de la VI Bandera de la Legión, y una vez acabado el asedio, los 135 hombres que resistían dentro del fuerte ponen rumbo a Sidi Ifni junto a los legionarios, no sin antes proceder a la voladura del lugar.

En su camino se encuentran con sus compañeros de la séptima compañía, que el día 2 de diciembre habían sido liberados del cerco que les tenía pendiendo de un hilo desde hacía días. Vuelven sin Ortiz de Zárate, pero la «Operación Netol», ideada para salvar del acoso de las fuerzas rebeldes a ambos grupos se convierte en un éxito.

En Sidi Ifni, las huellas del pasado español son aún muy visibles, y son notables la Plaza de Hassán II (antes, Plaza de España) con una fuente y azulejos de estilo andaluz con escudos de regiones españolas, el Consulado español (hoy cerrado), el cine Avenida (también cerrado), la iglesia de Santa Cruz (ahora Palacio de Justicia), el faro y el Palacio Real (antiguo Gobierno General).

Conociendo Marruecos Sidi Ifni

La antigua Plaza de España. En el centro, en el monolito que se ve al fondo, se situaba el busto del Coronel Capaz

En las calles de Sidi Ifni se esparcen los letreros en castellano, y aún queda en muchas personas el sentimiento de españolidad que, unos por haber nacido españoles, otros por ser hijos de los primeros, les lleva a reclamar la nacionalidad española. El último episodio se dio hace tan solo dos años, cuando en julio de 2016 varios activistas se auparon al tejado del antiguo consulado español, con banderas españolas, para reclamar al gobierno de nuestro país su nacionalidad española. Las autoridades marroquíes tras pedir permiso al consulado español en Agadir, accedieron al edificio y detuvieron a los ocho activistas, que posteriormente fueron juzgados y condenados con penas de entre cuatro meses y un año de cárcel.

Conociendo Marruecos Sidi Ifni

Una foto más del antiguo consulado español, en esta ocasión cuando fue tomado, a mediados de 2016 por un grupo de activistas que reclamaban su nacionalidad española

Por el pasado español, por el maravilloso clima, o por atractivos turísticos tan interesantes como la playa de Legzira, situada unos doce Km. al norte de Ifni, imagen que durante años ha figurado en todas las guías turísticas de Marruecos con sus dos majestuosos arcos de arena que emergen del mar (uno de ellos se desmoronó en septiembre de 2016).

Conociendo Marruecos Sidi Ifni

La playa de Legzira el día que se derrumbó uno de sus dos famosos arcos naturales. El otro, el más grande, sigue en pie.

Sidi Ifni es un destino destacado especialmente durante los meses de verano, cuando el calor en el interior del país puede ser realmente sofocante y las temperaturas en la costa, mucho más suaves, la hacen especialmente recomendable.

Conociendo Marruecos Sidi Ifni

El antiguo Palacio del Gobernador, hoy convertido en Palacio del Rey

 

Un destino que si quieres conocer, lo puedes hacer de la mano de Aventour Viajes y Expediciones, un destino que, separado por tan solo 400 Km. del Buque Assalama, embarrancado en la costa de Tarfaya, puede hacer de este recorrido costero un viaje muy especial.

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.




Más en Rutas y viajes
Conociendo Marruecos (8). Los Monumentos del Alemán

Entre Goulmima y Erfoud, al norte de la carretera que une esta última ciudad con Tinerhir y el Valle de...

Cerrar