Motorclan


XXII Concentración Mineros. Incansables

Escrito por el 03/09/2016 en Noticias

Mineros 2016

Organizar una concentración de motos (o cualquier evento), requiere un considerable esfuerzo, cualquiera que haya organizado algo, lo sabe. Organizarla durante más de 20 años, además del esfuerzo, requiere mucha pasión y la convicción de saber que se está en la senda correcta.

Cuando después de todo este tiempo, se está dispuesto a cambiar “lo que haga falta” para que la cosa funcione, para que mejore, se tiene que tener un compromiso a prueba de bombas, especialmente si “al enemigo” lo tienes en tu propia casa… pero de esto hablaré un poco más adelante.

Lo cierto es que un año más, una de las mejores concentraciones moteras de cuantas pueblan el calendario nacional de concentraciones, llegaba, y lo hacía cargada de novedades.Mineros 2016

La primera de ellas era el cambio de ubicación, abandonando la tradicional Dehesa Boyal por el Pabellón La Central. Tras dos décadas acudiendo (aunque de manera intermitente), a esta concentración, es pública mi debilidad por la Dehesa Boyal, un espectacular lugar apto para la celebración de cualquier tipo de reunión, en contacto con la naturaleza y dotado de unos fantásticos servicios.

Esta debilidad sin embargo, no me impide ver un par de problemas que presentaba el lugar para le celebración de la concentración: la necesidad de coger la moto para volver a la ciudad, después de los conciertos, cuando probablemente algo se haya bebido, con los riesgos que esto implica, incluido el de la Guardia Civil a la caza en la glorieta de entrada a Puertollano (no a la salida de la Dehesa, a modo preventivo, sino en la entrada de la ciudad, a modo recaudatorio); la distancia a la ciudad (unos minutos), era también un freno para que la gente de Puertollano se acercase a disfrutar del ambiente de las motos.Mineros 2016

A los anteriores, yo añadiría el estado de semi abandono que han venido sufriendo las instalaciones en los últimos años, algo que se hizo patente en la última edición celebrada allí, el año pasado.

En cualquier caso, era difícil superar la idoneidad de la Dehesa como sitio apropiado para celebrar una concentración de motos… y sin embargo, lo había.

El Pabellón La Central, es un edificio completamente rehabilitado que, gracias a la sensibilidad histórico-patrimonial demostrada por el Ayuntamiento de Puertollano, ha manteniendo la estructura original de lo que en otro tiempo fue la sede de la Sociedad Minerometalúrgica de Peñarroya. La luz natural adquiere en este edificio una dimensión especial ya que se proyecta hacia el interior del recinto a través de grandes ventanales alcanzando una luminosidad envidiable.Mineros 2016

Una obra arquitectónica singular, cuyo edificio principal alcanza una altura de 24 metros y alberga dos plantas que alcanzan una superficie de 3.100 metros cuadrados cubiertos. A él, hay que añadirle las dos plazas colindantes que aumentan la superficie a 8.000 metros cuadrados.

Con la planta inferior acondicionada como tranquila (y fresquita), zona de acampada, dotada de baños y duchas; exposición de motos clásicas y comedor, la zona superior se convertía en el epicentro de la concentración donde tanto las inscripciones, los servicios, la barra de bar y el escenario para los conciertos se encontraban a cubierto y a resguardo de los elementos, entre ellos el típico calor de la zona en esta época del año.Mineros 2016

Hay que acostumbrarse, como a cualquier novedad, pero no parece que se haya perdido nada (más al contrario), en cuanto al lugar de celebración, habida cuenta además, de que a La Central se puede llegar andando desde el centro, si no quieres tocar la moto.

La otra importante novedad era la suspensión de la ruta barítima por la ciudad, motivada principalmente para evitar la presencia de los indeseables que sin estar inscritos, se unían a ella con la única intención de hacer ruido, llevando sus motos y quad sin escape y ofreciendo una imagen, que poco o nada tiene que ver con la que el Moto Club Mineros tiene en el mundo de la moto a nivel nacional.Mineros 2016

A cambio, y como se puede ver en la foto, el Moto Club Mineros ofrecía a todos los inscritos una “colección” de tickets (Nueve, además de los de la cena del sábado, desayuno y comida del domingo y el aperitivo de la ruta turística), para que cada cual pudiera realizar su propia ruta barítima al ritmo y a la hora que mejor le viniese.

Se ha ganado, y mucho, con el cambio. Yo personalmente, con un grupo de colegas, no fui capaz de beberme (y comerme), todas las cervezas y potentes aperitivos que en cada local colaborador nos pusieron.Mineros 2016

Como único fallo a este nuevo sistema, que recomiendo muy mucho, es el de no ofrecer a los inscritos un mapa de papel (a la vieja usanza), con el que guiarse a la hora de hacer la ruta. Aunque había una App que te situaba todos los bares en tu móvil, me di cuenta de que no era muy conocida por los inscritos. Solucionando esto, solo queda decir que el Moto Club Mineros ha creado la ruta barítima ideal, a la medida y en el horario preferido por cada uno.Mineros 2016

El apartado música también estuvo fuerte este año, y ya desde el viernes con el concierto de “The Blues Dealers” y una exhibición de Zumba se ponía “en marcha” el escenario, que continuaría el sábado por la tarde con “Nongratos” y ya por la noche con “Karburo” y el plato fuerte de este año, los geniales “La Madre que los Parió”, que una vez más supieron sacar la sonrisa, el baile y la voz a todo el personal reunido delante del escenario.Mineros 2016

Y ahora sí, cuando al principio decía “el enemigo en tu propia casa” y después hacía referencia a los indeseables de la ruta barítima, me estaba refiriendo en primer lugar a la indiferencia con que una gran mayoría de vecinos de Puertollano tratan “su” concentración. Una concentración que preguntes a quién preguntes, de cuantos moteros vienen de fuera, solo te dirán cosas positivas, y que sin embargo, no cuenta con el respaldo, en forma de asistencia, de los vecinos de la población, a pesar de que muchas de las actividades de estas  (los conciertos, por ejemplo), están pensados para que quién lo desee los pueda ver de manera gratuita.

Para referirme a los indeseables a los que me refería posteriormente, utilizaré el termino Gañán, término en vías de desuso pero de una precisión contundente: persona bruta, poco razonable, ignorante, con poco tacto. Sinónima de Patán: ignorante, zafio y grosero.Mineros 2016

Este año, al no brindárseles la oportunidad de reventar la ruta barítima, decidieron que el mejor lugar para hacerse notar era alrededor de la barra de bar montada en una de las plazas de La Central, donde de manera cansina, “cojonera” y, en ocasiones peligrosa, entraron con sus quads a hacer ruido, “caballitos” y quemar rueda a pocos centímetros de la gente que había allí tomando algo tranquilamente.

El sitio, estupendo, acogedor y en el que más gente del pueblo se pudo ver en las tardes-noches de viernes y sábado, dejaba de ser agradable cuando estos “motarates” aparecían, por lo que me consta, que el simpático propietario de Mr. Gin, que montó dicha barra, dejó de servir muchas copas “gracias” a la presencia de dichos individuos.Mineros 2016

Esto fue lo peor de la concentración, el comportamiento de algunos vecinos de Puertollano, que aunque a lomos de quads y motos, ni son moteros ni quadtreros, consiguiendo tan solo empañar la imagen de unos y otros ante el resto de la gente.

Pero hacen falta muchos gañanes para empañar (que no manchar, como diría Sabina), la imagen de un Moto Club, los Mineros de Puertollano, que tras más de dos décadas siguen trayendo a este precioso lugar, lleno de arquitectura, parques, museos y monumentos, convertido en Villa por Felipe II y en Ciudad por Alfonso XIII, uno de los mejores momentos del verano para cuantos gustan de viajar con sus motos.Mineros 2016

Las charlas alrededor de la zona comercial montada junto a las inscripciones, la cerveza ahora dentro, ahora fuera del pabellón, la exhibición de los hermanos Enrique y Marcos López Nieto, la ruta turística hasta Villamayor de Calatrava, la entrega de premios y el sorteo de regalos… mucho y bueno, como los miembros de un moto club, que de manera incansable y con la colaboración del ayuntamiento, dedican muchas horas de su tiempo a su ciudad. No estaría de más que esta, les dedicara unas horas del suyo para premiar el esfuerzo, ya lo he dicho antes… es gratis.

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.




Más en Noticias
Rubén Gracia y Diego Vallejo de nuevo juntos en 2016. Michelin y Mitsubishi sus principales compañeros

Lejos de la tensión, el sudor y la arena del desierto, Rubén Gracia y su copiloto Diego Vallejo, nos contaron...

Cerrar