Motorclan


Las Hoces del Duratón

Escrito por el 24/08/2012 en Rutas y viajes

Las Hoces del Duratón 02

Al noroeste de la provincia de Segovia, a partir de la villa de Sepúlveda y hasta el embalse de Burgomillodo, el río Duratón ha formado unas hoces de fondo plano y acusados escarpes, a lo largo de un recorrido muy sinuoso entre bloques cretácicos de calizas y dolomías que aportan un colorido diverso, con predominio del ocre, sobre las manchas rojas resultantes de los procesos kársticos de transformación de la roca madre…

De esta manera comienza el decreto ley por el que el “Parque de Las Hoces del Duratón” es reconocido como tal el 27 de junio de 1989 y como veremos más adelante, tiene más que justificado este reconocimiento.

El parque afecta a los términos municipales de Sepúlveda, Sebúlcor y Carrascal del Río, todos ellos en la provincia de Segovia, cuenta con una extensión de 5.037 hectáreas de superficie, paredes verticales que en ocasiones alcanzan los 100 metros de altitud y se ha convertido en la mejor zona del centro de la Península Ibérica para los amantes de la ornitología que aparte del principal representante de la fauna del parque, el Buitre Leonado, también encontrarán el águila calzada, el azor, los milano negro y real, lavanderas, ruiseñores, jilgueros, halcones, cernícalos, pardillos, pinzones e incluso garzas reales, entre más de 130 especies de aves que allí se pueden contemplar.

Las Hoces del Duratón 11

El paisaje de las Hoces del Duratón esta dominado por la roca caliza originada en la Era Secundaria, hace 140 millones de años, por la acumulación de sedimentos en el lecho del antiguo mar que por aquel entonces inundaba toda la actual península Ibérica. Hace aproximadamente unos 50 millones de años, los movimientos de las placas tectónicas hicieron que dicho mar emergiera, dando lugar a la actual península y a las montañas que conocemos en la actualidad, los Alpes, los Pirineos, etc. Esos sedimentos marinos dieron lugar a la formación de rocas calizas, que con el paso del tiempo y por efecto del agua y las condiciones climatológicas se fueron fragmentando y desgastando dando lugar a las actuales hoces, este proceso de carstificación ha permitido que el cauce del Duratón se encaje entre impresionantes paredones verticales.

En los paredones se han ido formando oquedades siendo utilizadas desde la antigüedad tanto por el ser humano como por la fauna. En la actualidad estos huecos son utilizados por los buitres para su nidificación y cría que se produce en los meses de enero a julio.

Las Hoces del Duratón 32

En esta ocasión hemos llegado con el Kymco Xciting 500 R hasta Cantalejo, lugar de inicio de la ruta circular que realizaremos antes de las actividades que nos esperan después. En principio llegamos hasta Sebúlcor, la que ha de ser nuestra posterior “base de operaciones”, pero de momento seguimos de largo para llegar hasta Sepúlveda; tras pasar un cruce, la carretera se estrecha, pierde su línea central y el asfalto se vuelve algo rizado, pero a cambio los paisajes son preciosos a lo largo de una larga subida de varios kilómetros con prácticamente ningún trafico. Tras terminar la ascensión, delante de nosotros se abre un precioso paisaje de la parte alta de las Hoces jalonado por curvas de 180 grados que bajan hacia ellas hasta que llegamos a un cruce que nos llevará a Sepúlveda, la cual ya llevamos viendo desde un buen número de curvas antes. Tras una breve parada para hacer algunas fotos de esta preciosa villa, seguimos curveando por el recorrido que hoy nos hemos marcado y que nos llevará por Villaseca y Carrascal del Río para terminar de nuevo en Sebúlcor tras una buena sesión de curvas de todo tipo (especialmente lentas y medias) que el Xciting se ha ocupado de devorar sin despeinarse, tan solo recordándonos que íbamos en un scooter y no en una moto deportiva cuando en algunas curvas a izquierda el motor se empeñaba en “rozar rodilla”, peaje a pagar por su buena estabilidad y aplomo en curvas.

Como es evidente, una visita al parque nos ofrecerá un inmenso repertorio de rutas a pie que nos llevarán a conocer algunos de sus principales atractivos, como puedan ser el Monasterio de la Hoz, el Monasterio de San Frutos, con sus impresionantes vistas de las hoces o la Cueva de los Siete Altares, entre otros; sin embargo, en esta ocasión hemos optado por una apuesta distinta, un recorrido en canoa a lo largo de las hoces que nos mostrará una visión distinta, tanto de estas como de los restos que la pueblan, a lo largo de un tranquilo viaje por unas aguas mansas que lo hacen apto para todas las edades.

Las Hoces del Duratón 25

Como hemos dicho, Las Hoces del Duratón comprenden las poblaciones de Sepúlveda, Sebúlcor y Carrascal del Río, y obviando la primera, que por si sola es merecedora de un reportaje, el mejor sitio para comenzar un recorrido en canoa a lo largo de las hoces está en las proximidades de Sebúlcor, donde se sitúan las principales empresas dedicadas a tal fin y al resto de deportes de aventura en general.

Tras una breve charla en la que los monitores nos adiestrarán en el control de la canoa, comenzará el paseo, que al realizarse en aguas mansas y en general de poca profundidad, no implica ningún peligro y en el que tan solo se exige saber nadar, aunque se vaya equipado con chaleco salvavidas. El murmullo del río y la inmensidad de los impresionantes paredones “abrazándonos” solo son comparables a la inmensidad de los numerosos buitres leonados que a lo largo de todo el itinerario nos acompañaran, en ocasiones a muy pocos metros sobre nuestras cabezas. A ritmo lento, el grupo de canoas va desfilando por las dos principales unidades ambientales que se pueden apreciar a nivel del río, que son los cortados, con comunidades rupículas de gran originalidad, donde se instalan para su cría tanto el buitre como el resto de rapaces que allí podemos encontrar, y el bosque de ribera junto a buena parte de las orillas, donde predominan los sauces, fresnos, álamos y olmos.

Tras un buen rato de remo, un alto en el navegar para en una orilla disfrutar de un refrescante baño y recuperar fuerzas con el bocadillo que prudentemente hemos añadido a nuestro ligero equipaje; se nos ofrece la posibilidad de subir a través de una escarpada pared hasta el Monasterio de San Frutos, que ya durante rato hemos venido observando en nuestro paseo en lo alto del promontorio donde se asienta, opción que algunos elegimos mientras otros prefieren disfrutar de un baño de sol tumbados en las estables canoas.

Las Hoces del Duratón 31

Tras realizar la subida y cruzar por un puente de piedra una profunda grieta, llamada La Cuchillada, (Cuenta la leyenda el milagro del Santo, que con su báculo trazó una línea en el suelo para detener a los sarracenos abriéndose un profundo abismo), se accede al antiguo cenobio benedictino. Después de contemplar esta construcción románica del siglo XII se puede continuar hacia su cercano cementerio, en el que se conservan varias tumbas antropomórficas altomedievales que se creen las del Santo y sus dos hermanos San Valentín y Santa Engracia. Algunos investigadores han determinado que existen fuertes corrientes de energía en la iglesia que fuera del priorato silense de San Frutos, lugar en el que los monjes benedictinos estuvieron desde el año 1076 hasta 1836, pero de lo que sin duda dispone es de las mejores vistas de las Hoces, a un lado del embalse de Burgomillodo donde terminan estas y al otro, un espectacular cortado sobre el río en cuyo paredón de enfrente se pueden distinguir las buitreras de donde constantemente salen los buitres que sobrevuelan la zona.

Tras regresar a las canoas seguimos navegando y volvemos sobre nuestros pasos para encontramos con los restos del Convento de la Hoz, al cual tan solo se puede acceder por el medio que hoy hemos elegido, a través de las aguas del río Duratón; fundado en 1231 por monjes franciscanos en el lugar donde dice la tradición que Nª Sª de los Ángeles se apareció a un pastor llamado Pedro. El antiguo monasterio se derrumbo en 1492, salvo la iglesia, donde la comunidad estaba rezando maitines; sus restos, dado el enclave privilegiado donde se encuentra y que conservan paredones además de la base del templo, nos van a permitir trasladarnos hasta el siglo XV. Imaginar cómo debió ser en los tiempos en que Isabel la Católica venía a su habitación privada después de haber estado en alguno de sus viajes oficiales a Sepúlveda. Fue ella quien lo reedificó sobre su estructura original del siglo IV.

Las Hoces del Duratón 24

De vuelta a devolver las canoas, nos queda una subida de arena con buena pendiente que nos exigirá un último esfuerzo, tras el cual descubriremos que el grado de satisfacción que embarga nuestra mente está más que justificado. A lo largo de unas horas hemos curveado por preciosas carreteras y paisajes, remado, nadado, caminado, trepado, a la par que hemos estado observando el sin fin de atractivos que nos ofrece la naturaleza más característica de Segovia.

Estamos de vuelta en Sebúlcor, antiguo cementerio visigodo y lugar donde pasaremos la noche en alguno de sus maravillosos alojamientos rurales y desde donde quien sabe, quizás mañana comencemos a visitar esos pueblos donde degustar el justificadamente famoso y típico cordero asado “churro”, como son Sepúlveda, Fuenterrebollo o Burgomillodo, pero amigo lector, esto ya forma parte de otra historia.

COMO LLEGAR

Desde Segovia 48 Km. a Cantalejo

Salir de Segovia por la SG-P-3121, tras un pequeño tramo en la CL-601, coger la CL-603 hacia Turégano y Cantalejo.

DONDE DORMIR

Posada Del Duratón

Tel. 921521424

info@posadadelduraton.com

C/ La Matilla

Sebúlcor

Hoces Del Duraton I y II

Tel. 921529415

Carrascal Del Rio

Casa De La Abuela Rufa

Tel. 921.52.10.04

Fuenterrebollo

Casa Rural Maderolum

Tel. 921556149

Maderuelo

La Posada Del Medievo

TEL. 921556107

Maderuelo

DONDE COMER

Posada Del Duratón

Tel. 921521424

Sebúlcor

Bar Pinilla

Tel. 921521027

Sebúlcor

Restaurante Mirador de los Templarios

Tel. 921556274

Maderuelo

El Figón de Ismael

Tel. 921 540 055

Sepúlveda

 

Comentarios

  • Carlos Rubio dice:

    Hola Miguel A., Interesante blog “motorizado” … veo que ya conoces algo de mi querida Segovia, como las Hoces del Duratón… bonito sitio !!!
    Acuerdate que nos conocimos en San Rafael, tomando café y que me diste tu tarjeta
    Como te comenté yo también tengo un blog personal… en este casi mi afición es la pesca… te paso enlace.
    http://pescarlitos.blogspot.com.es/

    No está tan “currado” como el tuyo.. pero no nos aburrimos.

    Saludos

    • Miguel Angel Fernández dice:

      De que está menos currado nada, es igual de técnico y extenso que esto de las motos y los coches, joder macho, desde luego, aburriros no os aburris.

      Saludos

Deja un comentario

Connect with Facebook




Más en Rutas y viajes
55ª Elefantentreffen

Hasta El Rabo... Todo Es Elefante Un viaje a Los Elefantes siempre es una incógnita y hasta haber terminado por...

Cerrar